El colaborador y la hija de Terelu han logrado poner fin a sus diferencias. Estas son las palabras que hicieron recapacitar a la joven.


Este martes Kiko Matamoros ha revelado en ‘Sálvame’ que ha mantenido una charla con Alejandra Rubio que ha hecho recapacitar a la joven. Hace apenas 24 horas, el colaborador lanzaba una contundente advertencia a la hija de Terelu Campos, que había desmentido las afirmaciones que había hecho sobre ella en ‘Viva la vida’.

Molesto e indignado, el madrileño enviaba un ultimátum a la joven. «Contigo he tenido un comportamiento que deberías agradecer y yo no te pido que me des la razón, pero no me desmientas en público porque yo me decido a esto. Y mi credibilidad no la vas a poner tú en cuestión, ni mis fuentes, ni mi profesionalidad. Lamento mucho tener que decir esto en público, pero ya que has tenido ese atrevimiento de desmentirme el público, te aviso que es la última vez que te lo admito. Y es la última vez que al darte un capotazo me metes la cabeza», decía. «Lo siento mucho por tu madre y por tu padre, pero con mi trabajo no juegas. Primer y último aviso: mi fuente eres tú, no de forma directa, pero lo que yo he dicho ha salido de tu boca”, sentenciaba el madrileño. “Hay otras cosas que me he callado, si tienes narices, vuelves a desmentirme». Y añadía: «Me dedico a esto y mi credibilidad no la vas a poner tú en cuestión, ni mis fuentes ni mi profesionalidad”.

Kiko Matamoros: «Estuve excesivamente duro con Alejandra

Horas después de su mensaje a Alejandra, la joven se retractaba públicamente y pedía disculpas a Matamoros. «Yo le quiero mucho, no le he querido ofender», confesaba ante las cámaras. Pero, ¿qué hizo cambiar de actitud a la madrileña? No cabe duda de que la severidad con la que habló el colaborador fue suficiente para que decidiera recapacitar. Pero entre ellos hubo una conversación que también fue decisiva en el perdón público de la nieta de María Teresa Campos.

Porque, después de su intervención en ‘Sálvame’, Kiko Matamoros decidió comunicarse con la joven. Él mismo ha contado en el programa cómo fue el diálogo entre ambos. «Estuve excesivamente duro con Alejandra porque es joven e inexperta y no se puede juzgar a todo el mundo con el mismo rasero», ha revelado.

Alejandra Rubio
Redes sociales

«He hablado anoche con Alejandra. Me llegó que estaba muy mal, que estaba jodidilla por lo que le había dicho en público y le mandé un Whatsapp tranquilizador«. En sus  mensajes dejó claro a Alejandra que, por esta vez, dejará pasar lo sucedido: «No pasa nada, pero debes medir lo que dices», le explicó. «Ella me contestó dándome las gracias, pidiéndome perdón y dándome la razón».