Tiene 39 años y lleva vinculado a la interpretación desde que cumplió los 18. Ahora es un actor metódico, aficionado a la lectura y amante del cine.


Saltó a la fama por su papel en El Príncipe hace 5 años y, desde entonces, es imposible que pase desapercibido. Interpreta al bueno y al malo de las películas con la misma soltura. A pesar de haber cumplido más sueños de los que tenía, reconoce que trabajar con José Coronado era el más ambicioso. A día de hoy comparten escena en Vivir sin permiso, como ya hicieron en El Príncipe.

¿Se han cumplido todos tus sueños profesionales?

Los sueños se van renovando. Es como cuando dicen que la felicidad nunca llega porque cuando lo consigues quieres más, pues igual. De los que tenía cuando empecé a estudiar interpretación, se han cumplido muchos más incluso de los que tenía. Soñaba en grande pero no tanto, la verdad. Una vez cumplidos, ahora tengo otros, además de los que quedan por cumplir, claro.

¿Cuál es el papel soñado que te falta por interpretar?

No es tanto el personaje, sino la infraestructura. Lo que más me apetece hacer es una comedia.
Un director con el que te gustaría trabajar. Me encantaría trabajar con Rodrigo Sorogoyen, ‘Rui’, como yo le llamo (risas).

¿Cuál es tu mayor virtud?

Me resulta fácil buscar el lado positivo de las cosas, tengo mirada positiva.

¿Y tu defecto?

Puedo ser muy intolerante.

Un placer secreto.

Supongo que es muy típico y que te lo dirá mucha gente, pero mi vicio, sin duda, es comer chocolate por las noches.

¿A qué ciudad volverías?

Volvería a Roma hasta con los ojos cerrados.

¿Cuál es el viaje que más te ha impresionado?

Formentera, sin duda alguna. Es un lugar de desconexión, de disfrute y de paz.

Un libro que te haya marcado.

No tengo un libro favorito. Ahora estoy leyendo uno que es de guion, que seguramente te resultaría un rollo. Uno de los libros que he leído este año y que me ha marcado se llama El club de las 5 de la mañana, de Robin Sharma. Es de esos libros que tienes que leer en el momento oportuno, yo lo hice y a mí me cambió muy para bien.

Si pudieras volver atrás, ¿cambiarías algo?

Te diría que cambiaría la manera en la que me he relacionado con las personas cercanas o que eran de mi entorno en ese momento, aunque si lo pensara bien, no cambiaría nada porque gracias a eso soy como soy a día de hoy. Soy feliz tal y como soy, estoy conforme.

¿Eres familiar?

Sí, muchísimo. Y más ahora con mi pareja. Me encantan los planes de pareja en casa.

¿Qué tal te manejas con las tareas del hogar? ¿Qué es lo que más detestas?

Fregar los cacharros. ¡Viva el que inventó el lavavajillas! Siempre que pulso el botón pienso: ¡Qué gran invento!

¿Tu comida favorita?

Cualquier cosa que sea de puchero, me gustan mucho las lentejas.

¿Qué haces en tu tiempo libre?

Leer, hacer deporte e ir al cine.

Éxito y fracaso.

Ambas se afrontan con mucha entereza y haciendo acto de conciencia.

Si pudieras ver algo de tu futuro, ¿qué es lo que te gustaría descubrir?

Prefiero no saberlo, no creo en el destino y me gusta dejarme sorprender.

¿Sabías que…?

— El actor, de 39 años, comparte su vida con Blanca Rodríguez. Ella es una modelo internacional y diseñadora madrileña de 27 años.

— El deporte y la lectura son su vía de escape. Es, además, un gran aficionado al cine.

— Le encantaría trabajar con Rodrigo Sorogoyen, el director de cine español galardonado en los Premios Goya 2019 como mejor director de película.

el club de los 5

— Uno de sus vicios inconfesables son los platos de cuchara. Las lentejas son su receta preferida.

— Es un aficionado de la lectura y de los libros de autoayuda. El club de las 5 de la mañana es uno de los libros que más le ha marcado este último año.