El público ha decidido que Chimo Bayo se convierta en el primer expulsado de ‘Secret Story: la casa de los secretos’, revelando además su secreto


Este jueves se ha celebrado una nueva gala de ‘Secret Story’ donde se jugaban la expulsión Emy Russ, Cristina Porta y Chimo Bayo. Tras varios días con las líneas abiertas, finalmente Chimo se ha convertido en el primer expulsado de la casa con un 74,4% de los votos. Al comienzo de la noche, se ha salvado de la expulsión Emy quedando un cara a cara entre la periodista y el artista. Aunque Porta estaba segurísima de que era ella quien tendría que abandonar el programa y que su secreto saliera a la luz, finalmente no ha sido así y se ha salvado de la misma. Chimo Bayo, por el contrario, se ha convertido en el primer expulsado de ‘Secret Story: la casa de los secretos’: «Pues mira por un lado me están esperando fuera. Me hubiera quedado, por supuesto», ha dicho.

El secreto de Chimo Bayo sale a la luz

Antes de marcharse de la casa, Chimo Bayo ha revelado el secreto que él escondía: «Hice un milagro. Salvé a un enfermo de estado terminal». Después de que se viera el vídeo donde se revelaba el secreto con el que entró el artista en la casa, él muy emocionado ha contado lo que ocurrió: «Exactamente en el año 1993 yo recibí una llamada de mi mánager para ir a recibir a un chico que le habían diagnosticado un cáncer terminal y lo daban por perdido. Le daban un mes de vida. Entonces yo llegué que estaba muy nervioso, y tenía una foto de Jesucristo  y otra mía. era Seguidor mío», ha dicho visiblemente emocionado.

Telecinco

Chimo Bayo ha recordado lo que ocurrió aquel día: «Sus padres estaban allí. Yo llegué con la idea de ir a un sitio para despedirme del chico. Estuvimos encerrados en la habitación y estuvimos hablando mucho tiempo. Tenía un cáncer incurable. Le regalé camisetas mías de la gira que hice por Japón», ha continuado desvelado. «Me fui y al poco tiempo me llamaron sus padres para decirme lo que había sucedido y me dijeron que se había salvado aunque lo daban por perdido». Desde aquel día, Chimo y esa familia se unieron: «Desde entonces mantenemos contacto. He estado en su boda. Estuve en el bautizo de su hija. Ha sido una de las cosas de mi vida que más me ha emocionado. Es uno de los momentos más emotivos de mi vida. No nos conocíamos de nada. Era seguidor mío y su única ilusión era conocerme antes de morir», ha revelado.

Antes de marcharse, también ha hablado de su paso por el concurso: «Para mí este reality ha sido muy impactante. Yo tengo una imagen muy diferente pero yo soy muy cordial. He intentado acercarme. Tienen razón en alguna cosa de las que han dicho aquí. Ellos son de círculos cerrados y yo iba picando para ver en que sitio me sentía mejor», ha revelado.