«Me dirijo a ti Rocío Flores: si quieres ver los fragmentos eliminados, nos tienes a tu disposición para mostrártelos en la más absoluta intimidad», dice la presentadora.


La emisión de la nueva entrega del documental de Rocío Carrasco ha estado precedida por un alegato a ultranza a su favor. También de una denuncia contra las voces que la han atacado con dureza a raíz de la emisión de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’. Ha sido Carlota Corredera, presentadora del programa, la encargada de defender a la ex de Antonio David Flores.

Este nuevo episodio de la docuserie, el octavo, ayuda a entender la relación entre Rocío Carrasco y su hija, Rocío Flores. Ya que en él, la empresaria revela los episodios de agresividad y los insultos que le decía la joven. En su intervención en el programa, la hija de Rocío Jurado contó todos los detalles del fatídico día del año 2012 en el que fue agredida por Rocío Flores. Según su testimonio, la tiró al suelo y comenzó a darle patadas con un «odio» que para ella es “la obra maestra” de su padre.

«¿Es necesario contar el número de veces que la cabeza de Rocío Carrasco fue golpeada contra la pared? ¿Queremos escuchar de la boca de Rocío Carrasco la descripción detallada de las horas previas a su ingreso en el hospital con múltiples lesiones? Nosotros no. Y ella tampoco», ha empezado diciendo.

«Me gustaría aclarar un par de cosas. La primera es que la mayoría de esos detalles son públicos. Están en una sentencia que condena a Rocío Flores y que ha sido publicada por distintos medios», añade. «La segunda es que hemos pasado del no cuentes nada al cuéntalo todo y es muy negacionista esa actitud. El virus no existe, pero no me pongas a un médico para discutirlo».

© Telecinco.

«Los negacionistas, los que la niegan en la tele, en la radio y en la prensa, se empeñan cada día en meterla en un círculo muy perverso. Si Rocío Carrasco no habla es porque tiene algo que esconder. Pero si habla es porque lo hace por dinero. Y si asegura que no ha pedido dinero dicen que habla por venganza y así hasta el infinito», se lamenta la de Vigo.

Corredera habla del «colapso» al que han llevado a Rocío Carrasco

«Si dice que su marido la maltrataba se quebranta la presunción porque no existe ninguna sentencia que lo confirme. Si prueba que su hija la maltrató, entonces es mala madre. Si llora es una farsante», continuaba. «Si da la cara en directo se la machaca igualmente. Si hay hasta quien la ha cuestionado porque su traje es demasiado alegre. Los negacionistas, que ahora también son ventajistas, están sometiendo a Rocío al mismo macabro juego psicológico que la ha llevado al colapso con tal de desprestigiarla, pero lo único que hacen es el ridículo».

En su discurso, Corredera recuerda que «hay un brevísimo momento en el episodio en el que se entiende que Rocío Flores se da cuenta de que su padre la está manipulando. Curiosamente, es el único momento en que su madre se atreve a enseñarle un correo que lo prueba. Ojalá lo que se cuenta esta noche ayude a construir un futuro distinto entre las dos. Y en cualquier caso y me dirijo a ti Rocío Flores: si quieres ver los fragmentos eliminados, nos tienes a tu disposición para mostrártelos en la más absoluta intimidad».

© Telecinco.

De este modo, Carlota Corredera respondía a la petición que hacía esta mañana Rocío Flores en ‘El programa de Ana Rosa’, donde confesó sentirse «destrozada». Y apuntaba: «Estoy viendo la docuserie de mi madre y el capítulo de hoy también lo veré. Me gustaría decir una cosa. Se ha dicho que se eliminan 11 minutos del documental de mi madre porque me quiere proteger. Primero, cuando quieres proteger a tu hija, no haces un capítulo hablando de tu hija, por lo tanto lo de la protección lo pongo en duda. Pido a los responsables del documental y de la cadena, que quiero escuchar el testimonio de mi madre entero, quiero escucharlo, tengo todo el derecho del mundo».

Por último, se quejaba de que su madre siga sin querer ponerse en contacto con su hermano David: «Al menos llama a tu hijo. Que una especialista recomiende a mi madre que no hable conmigo pero sí lo haga en un programa con cuatro millones de espectadores es cuestionable, ¿Pero mi hermano también entra en mi pack?».