Tras hacerse públicas unas imágenes del hermano de Isabel Pantoja en la playa, este se ha mostrado harto y ha salido en defensa de su hija.


Cada vez queda menos para que Anabel Pantoja cumpla su sueño de casarse con el amor de su vida, Omar Sánchez. A la espera de que llegue la boda del año, lo cierto es que los preparativos del enlace se están viendo ensombrecidos por la publicación de unas imágenes de Bernardo Pantoja, acompañado por Junco y su tía Magdalena, en la playa que están poniendo en entredicho el motivo por el que no podría estar presente en el gran día de su hija. Cansado de especulaciones, el hermano de Isabel Pantoja ha intervenido de manera insólita en ‘Sálvame’ para dar la cara por la joven influencer y ha despejado cualquier tipo de duda acerca acerca de su presunta implicación en la toma de instantáneas.

GTRES

Harto de las especulaciones, Bernardo Pantoja llamaba por teléfono a Carmen Borrego en la tarde del viernes para dejar claro que no estaba detrás de las fotografías que le habían hecho infraganti cuando se encontraba en playa junto a su pareja, Junco, y su tía Magdalena. Sobre estas, el hermano de Isabel Pantoja explicaba que había sido un periodista quien las había realizado sin darse cuenta y sin su permiso mientras que se encontraba en un sitio público manteniendo una conversación privada.

De la misma forma, y consciente del revuelo que había causado en las últimas horas, Bernardo Pantoja dejaba claro que adoraba a su hija, Anabel Pantoja, tirando así por tierra cualquier teoría sobre el cariño que sentían el padre hacia su pequeña. «La quiero con locura. No la quiero, la adoro… Es lo más bueno que Dios me ha puesto en la tierra«, expresaba. Tras sus palabras, Carlota Corredera intentaba recopilar nueva información y el padre de la colaboradora tomaba la decisión de colgar el teléfono puesto que no quería hablar con la presentadora.

Lo que está claro es que la versión que dio Anabel Pantoja sobre el motivo por el que no irá su padre a su boda está en entredicho. Hace unas semanas, al borde de las lágrimas, la sevillana aseguraba que el estado físico de su progenitor le impedía coger un avión y trasladarse hasta la isla de La Graciosa, puesto que esta no es accesible para personas con problemas de movilidad, como es su caso. Sin embargo, las imágenes en cuestión ponen de manifiesto que si podría ir a la boda de la colaboradora en las playas canarias.

Después de que ‘Sálvame’ descubriera las imágenes de Bernardo Pantoja disfrutando en la playa, el hermano de Isabel Pantoja montaba en cólera y mostraba su cara más agresiva a través de unos audios. «Voy a hacer un reportaje en el Puerto de Santa María. Me cago en los muertos de toda la gente de las revistas. ¡No quiero nada con ellos! ¡Estoy dispuesto a matar! ¡Y a hacer pum, pum, pum! !Aunque me metan en la cárcel! ¡Que a mí me da igual estar en la cárcel!», se escucha decir.

Anabel Pantoja defiende a su padre

Tras la publicación de las imágenes, Anabel Pantoja se ha mostrado de lo más indignada con su familia y no ha dudado en arremeter contra su tía abuela. Dejando claro, en primer lugar, que no se creía sus “lágrimas de cocodrilo”, lanzaba unas duras palabras contra ella. “Después de enviar estas imágenes a un programa donde sabía perfectamente que se sacarían. Ahí está tu respeto y tu amor hacia tu sobrino, mostrando su lado más íntimo y personal. Eres una basura y que sea la última vez que hablas de mí y de mi padre para llevarte el dinero. ¡Dáselo a él! A ver si tienes ovarios. Pero tú y tu marido lo único que os une a mi padre es el dinero que os proporciona estar a su lado”, escribía en su perfil de Instagram.

Anabel Pantoja tiene muchas ganas de darse el «sí, quiero» con Omar Sánchez y ha asegurado que solo espera que todo el mundo sea feliz: «Respeto las amistades que tenga mi padre. Él es mayor y muy listo».