"Si se tiene que arreglar, se arreglará", ha afirmado la colaboradora.


Belén Esteban y Rosa Benito eran uña y carne, buenas amigas y grandes confidentes, pero su relación -que se remonta a cuando ambas colaboraban en el ‘Programa de Ana Rosa’- se truncó. Fue entonces cuando protagonizaron tensos desencuentros, enfrentamientos, malentendidos y duras acusaciones. Ahora que las aguas están más calmadas, la de Paracuellos se ha pronunciado respecto a un posible acercamiento.

Y es que después de un tiempo manteniendo una inexistente relación, Rosa se acercó a Belén para saludarla. Amador Mohedano visitaba ‘Sábado Deluxe’ donde coincidía con la colaboradora. El hermano de Rocío Jurado ha reconocido que le daba mucha pena que no se hablaran. «He vivido en mis carnes, la buena relación que manteníais y no sé qué ha podido pasar», ha dicho. 

Belén, muy sentida al tratar este tema, no ha descartado un acercamiento: «No me hablaba con ella y un día se acercó para saludarme». Sin embargo, otra vez dejaron de tener contacto. Belén solo ha tenido palabras de elogio hacia su excompañera y desde la honestidad ha afirmado que «la quiere mucho». 

Reconoce que han tenido problemas en el pasado, pero tiene que subrayar que siempre ha sido «muy buena persona con ella. Es una persona muy leal e igual que ella ha sufrido por mí yo también he sufrido por cosas que ha vivido ella». No cierra las puertas a una posible reconciliación: «Si se tiene que arreglar se arreglará». 

Belén también ha recordado cómo Rosa Benito se esmeró en cuidados hacia Rocío Jurado cuando estaba ingresada en Houston. Una época en la que Belén hablaba todas las noches con la que era su amiga.