La colaboradora se ha mostrado tajante al hablar de las adicciones del DJ: «Los que hemos estado en la droga ha sido porque nos ha dado la gana».


El pasado fin de semana, Kiko Rivera revelaba en el programa de Jesús Calleja nuevos datos sobre su adicción a las drogas. En su entrevista con el aventurero, el DJ explicaba que empezó a engancharse a sustancias como la cocaína como consecuencia, entre otros factores, de la soledad que sentía. Dejaba caer que la ausencia de su madre, así como la falta de apoyo por su parte, tuvo mucho que ver en sus problemas personales y emocionales. Sus declaraciones han indignado a Belén Esteban. Este lunes en ‘Sálvame‘, la colaboradora ha dejado claro que quienes se dejan llevar por el consumo de estupefacientes no pueden culpar a terceras personas de lo que les sucede. Es algo que ella ha vivido en primera persona.

«Los que hemos estado en la droga ha sido porque nos ha dado la gana», ha sentenciado la de Paracuellos del Jarama. Considera que «es muy feo» lo que el sevillano ha dicho sobre Isabel Pantoja. «Cada familia lo gestiona como sabe porque hay familias que aunque lo vean no lo quieren aceptar. Y aquí la culpa, toda a la Pantoja. Si el que quiere salir, sale. El que quiere, sale. Y otros que no pueden acaban donde acaban, desgraciadamente», se ha quejado.

Telecinco

Sus palabras han sido aplaudidas de manera unánime por el público. Pero a Kiko Matamoros no le han hecho ninguna gracia. No se ha mostrado nada de acuerdo con lo que decía. «Un discurso muy reaccionario», sentenciaba. Minutos antes había confesado conocer a fondo esta problemática: «Yo sé lo que es vivir al lado de un drogadicto».

«Los padres no tienen culpa de cómo salimos los hijos», se ha quejado

«Es muy fácil verlo todo», contestaba la madrileña a su compañero. De manera vehemente defendía a la tonadillera, pues cree que no es la responsable de las adicciones de su hijo. «¡Pues claro que Isabel Pantoja lo sabía! Joder… ¿A qué se iba a América? ¡A que no faltara nada en vuestra casa!», decía, en alusión a las frecuentes ausencias de la artista que el músico achaca como causantes de sus bajones.

«Hay cosas que yo no veo bien de Isabel Pantoja», añadía. «Kiko sabrá. Isabel habrá tenido culpa en muchas ocasiones, pero que digas eso a un padre o a una madre, me parece… ¡Los padres no tienen la culpa de los hijos cómo salimos! Hay padres que tienen 4 hijos y cada uno sale diferente. Ya somos mayorcitos para asumir lo mal que hacemos las cosas en la vida».

Kiko Rivera

«A lo mejor en lo que Isabel Pantoja se hacia la gira tres o cuatro meses él se iba de viernes a viernes… Hay cosas en las que mataría a la Pantoja, pero decir que tus problemas de adicciones son por culpa de tu madre…. ¡A dónde vamos a llegar!», espetaba, cabreada.

La colaboradora se enfrenta a Kiko Matamoros: «Vas de ilustrado y no entiendes muchas cosas… menos de este tema!

Kiko Matamoros le reprochaba que su discurso era populista y poco basado en estudios científicos. «La tontería… Venga, aplaudid», soltaba al público. Para la colaboradora, el tema de las adicciones es un asunto muy serio que lo hizo pasar muy mal en el pasado. Y defendía su postura: «Ilústrate, que vas de ilustrado por la vida y no sabes muchas cosas. Y menos en este tema, ¿entiendes? El doctor liendre, que de todo habla y de nada entiende… Él sabe de todo. Sabes de todo… Hablo de lo que sé».

Telecinco

Matamoros sostenía que «nadie es drogadicto porque le da la gana». Para él, «la gente es drogadicta por distintos factores… La carga genética tiene muchísimo que ver. Factores como los imputs que tenga en toda su vida… Hay una serie de factores que predisponen al consumo, en cualquier adicción. Hay otra serie de factores culturales, medioambientales que condicionan. No se puede dar otro discurso contrario a la ciencia y encima aplaudirlo».

«No es un camino fácil, pero se puede salir», ha dicho Belén Esteban

«Hago el mismo trabajo que tú. Pero no eres más listo que yo», replicaba Belén Esteban. Estaba tan cabreada que llegó a necesitar unos minutos fuera del plató para tomar un poco el aire. «Sí lo soy porque me han visto el coeficiente intelectual», contaba Matamoros, echando más leña al fuego.

«Has demostrado que no sabes lo que dices», zanjaba Belén. «De lo que he dicho no me quita nadie de ahí. Que es muy fácil hablar». Por último, concluía su alegato dejando claro que si se pone voluntad es posible salir del infierno de las drogas: «No es un camino fácil, pero se puede. Y las alegrías que te llevas cuando ves que sales».