Aunque con ciertos temores, el colaborador respeta la decisión de su hija de ir a Honduras. "Es una persona fuerte, va a dar el máximo", dice.


La noticia bomba de la semana es la próxima participación de Rocío Flores en ‘Supervivientes 2020’. La hija de Antonio David Flores viajará a Honduras para formar parte del ‘reality’ de mayor éxito de Telecinco. Su paso por el concurso supondrá su entrada por la puerta grande en el mundo de la televisión.

«Es un reto que va a ser muy difícil»

Rocío Flores

A la hija de Rocío Carrasco y Antonio David ya la habíamos visto en televisión defendiendo a capa y espada a su padre en el plató de ‘GH VIP 7’. Fue en 2019 cuando la joven se puso delante de una cámara para posicionarse públicamente del lado de su padre.

Será en 2020 cuando la veamos convertida, al 100%, en un personaje televisivo de primera línea. Rocío se enfrentará a adversidades como el aislamiento, el calor, los mosquitos o la convivencia delante de toda España.

Su entrada en el ‘reality’ «es un reto que va a ser muy difícil porque la situación es extrema. No estás en una casa en condiciones normales, con una cama, con comida. Eso es muy difícil», ha reconocido el malagueño en ‘Sálvame’.

El exGuardia Civil respeta la decisión que ha tomado su hija, pero también siente cierta inquietude. «Estoy muy preocupado», ha reconocido. Antes de que diera el ‘sí’ a la productora, la advirtió de los posibles riesgos. «Eres un personaje de cuna, se te va a hacer daño», le dijo.