«Yo tenía ocho o nueve años y me tenía que hacer responsable de cosas que no correspondían", contaba entre lágrimas la joven en Honduras.


Conforme pasan los días, Rocío Flores se siente más cómoda en ‘Supervivientes 2020’ y no duda en abrirse en canal con sus compañeros. La hija de Rocío Carrasco no ha podido evitar narrar el drama que ha vivido con su madre y se ha desecho en lágrimas al explicar el calvario por el que pasaron ella y su hermano.

«Mi padre antes de hablar en televisión ha hecho muchas cosas porque la otra parte no hacía… Yo tenía ocho o nueve años y me tenía que hacer responsable de cosas que no correspondían. Y no era por parte de mi padre», comentaba la joven con lágrimas en los ojos durante la gala del pasado jueves. Un día después, su padre, Antonio David Flores, ha querido valorar la actitud de su hija en el reality de Telecinco y ha asegurado que esta aventura está sirviendo como catarsis para su hija.

«Son unos daños colaterales que sufren mis hijos por una mala gestión de una separación de un matrimonio donde una parte ha tirado más de la cuerda que otra. Al final, lo que vemos es el daño y el sufrimiento de unos niños que no tenían que sufrir de esa manera«, indicaba el colaborador de ‘Sálvame’ tras volver a ver las imágenes en las que su hija se abría en canal en Cayos Cochinos. Por otro lado, el exguardia civil también ha explicado que le gusta que su hija conteste a todas las preguntas que le hacen sus compañeros. «Su paso por ‘Supervivientes’ va a ser un aprendizaje», asevera.