Las últimas horas de Rocío Flores están siendo muy intensas en las playas de Honduras. El pasado 31 de marzo, la joven sufría una crisis de ansiedad después de un incómodo cara a cara con Yiya y un emotivo reencuentro con Ana María Aldón. Y hace apenas unos días se enfrentaba duramente contra José Antonio Avilés. Su padre, Antonio David Flores, ha confesado que no le gusta el colaborador de ‘Viva la vida’.+

El colaborador no ve con buenos ojos que su hija sea amiga de José Antonio en ‘Supervivientes 2010’. Y no solo por la bronca que los ha enfrentado días atrás. Hay algo más. Simplemente, no cree que sea una buena compañía para ella. Sin pelos en la lengua, el ex de Rocío Carrasco no oculta que el joven no es de su agrado. «A mí personalmente José Antonio lo que me provoca es rechazo, porque sé que él está concursando».

«¿Te gusta como amigo para tu hija?», le preguntaba Jorge Javier Vázquez en ‘Sálvame’. «La respuesta también es clara. No. ¿Por qué no? Sé que José Antonio llega a utilizar esa amistad para derivarla a lo que él busca, que es tener información y lograr que Rocío pueda contra algo que a él como profesional le pueda interesar».

«Mi hija no es rencorosa»

Hace unos días, Rocío Flores y su amigo José Antonio protagonizaron una monumental bronca que acabó con la paciencia de la joven. La discusión acabó en gritos. «¡Que me dejes en paz, que me olvides!», le pedía Rocío al colaborador de ‘Viva la vida’.

Sobre la pelea con el periodista, el malagueño ha asegurado: «Mi hija no es rencorosa, lo que tiene es el punto de que cuando le hacen daño de verdad dice ‘hasta aquí’ y punto y final. No es el caso con José Antonio, porque han estado mucho tiempo juntos». Antonio David cree que su hija superará este roce con su compañero y que terminarán haciendo las paces.

A pesar de su carácter incendiario, Jorge Javier considera a José Antonio Avilés «un concursante 10», tal y como ha detallado en ‘Sálvame’. A su juicio, el único error del joven es que «no puedes ser amigo de los personales de los que hablas».

La crisis de ansiedad de Rocío

Lo cierto es que tantas tensiones han agotado a Rocío, que sufría un ataque de ansiedad en la gala de anoche. Minutos antes de su crisis volvía a ver Yiya, su mayor rival en Honduras, quien no dudó en atacarla con dureza al verla. «¡Viva las flores y los floreros! Veo que comes bien, que me he han dicho que te comes lo de otros. Han decidido darnos una noche de amor a ti y a mí. A partir de ahora seré yo la que te enseñe buenos modales. No se miente ni se roba. Doña Estrella Polar, los minutos de Gloria no estaban de tu mano», le espetaba.

Yiya, que se dio a conocer gracias al programa ‘Un príncipe para tres princesas’ en el año 2016, fue tan dura con Rocío que logró desestabilizarla por completo. Empeñada en librar una guerra contra la nieta de Rocío Jurado, explicaba: «Yo vengo a abrir puertas y ventanas. No depende de los minutos que ella quiera darme. Brillo y me opaco sola y hasta el día de hoy he estado a disposición del consumidor».

Al perder los nervios, la hija de Rocío Carrasco rompió en llanto, amenazó con dejar el concurso, y tuvo que ser consolada por Lara Álvarez y algunos de sus compañeros. Por suerte, el episodio apenas duró unos minutos y logró calmarse y superar su repentino deseo de tirar la toalla. «Venía a superar todas las adversidades y ésta es una más, así que me voy a quedar hasta que la audiencia decida», decía, más tranquila, durante la emisión en directo.

Antonio David, muy pendiente de su hija

Ante los últimos acontecimientos, Antonio David está más pendiente que nunca de todo lo que sucede en las costas del Caribe. No le gusta José Antonio Avilés, eso está claro. Tampoco le agrada la actitud de Yiya. «Tengo tanto aquí dentro que la destrozaría, te juro que la machacaría. Pero con su actuación ha quedado retratada. El comportamiento de ella mejor ni hablar sobre él», explicaba en ‘Supervivientes 2020: Tierra de nadie’.

Si ha habido algo positivo en el concurso de su hija ha sido su reencuentro con Ana María Aldón. Un momento que ha alegrado especialmente al malagueño. «Me ha encantado cuando se ha encontrado con Ana María. Esas lágrimas y ese abrazo le han venido muy bien y me alegro mucho del cariño que se tienen las dos», ha recordado.

Antonio David confirma que Rociito ha ignorado a su hija