La colaboradora se ha quedado absorta al escuchar el mensaje que tenía preparado para ella el presentador poco antes de su reencuentro con Omar Sánchez en ‘Supervivientes 2021’.


En la recta final de ‘Supervivientes 2021’, Anabel Pantoja ha viajado hasta Honduras para reencontrarse con Omar Sánchez. ‘El Negro’ era uno de los nominados de la gala y la colaboradora ha querido mostrarle su apoyo. Lo que no imaginaba la sevillana es que Carlos Sobera, desde el plató, iba a plantearle una pregunta que no esperaba para nada.

«¿Quieres ser superviviente oficial en 2022? Si quieres ir, vas», le espetaba el presentador. La cara de Anabel era un poema. No se imaginaba que le plantearían una propuesta como era. Pero respondía, resuelta: «Si se me propone, yo vengo. Seguro».

Y es que antes de volver a ver a su prometido, Anabel dejaba claro que se sentía muy arrepentida de su paso por el ‘reality’ en el año 2014. «Me fui de aquí no queriendo volver nunca, pero me he reencontrado con esto y el equipo, era mi cuenta pendiente», explicaba. «»Qué oportunidad perdí. Fui muy torpe, muy cobarde. Mi familia dejó el listón muy alto. Isa dejó el listón muy alto y me arrepiento muchísimo. Me alegra el menos ver a mi ‘negro’ y reencontrarme con la isla», admitía. Sus palabras provocaron que Sobera le hiciera tan suculenta oferta…

Cuatro

«Lo que me daba ansiedad era cuando los chicos se iban con las barcas y nos quedábamos con el cámara, rodeados de agua. Pensaba que si me quería ir tenía que ser nadando. Pero ahora vivo en Canarias», ha relatado. A pesar de tener recuerdos agridulces de su paso por el concurso, Anabel estaría dispuesta a concursar una vez más. Ya tiene la experiencia que adquirió en los Cayos Cochinos hace siete años y no descarta en absoluto volver a enfrentarse a dificultades como el hambre, la soledad, el calor, los mosquitos o la convivencia.

Omar se emociona: «Espero poder casarnos pronto»

Mientras se lo piensa, ya tiene otra importante emoción entre manos. Minutos después de su charla con Carlos Sobera, Anabel se reencontraba con su novio. Impactada por su cambio físico, bromeaba: «¡Parecemos Astérix y Obélix! ¡Te has quedado sin labios, sin nada!». El canario, emocionado, no paraba de abrazarla y besarla. «Espero poder casarnos pronto y tener un vida juntos», confesaba.

«Estoy orgullosa de él, del esfuerzo que ha estado haciendo. No quiero que sea un drama, pero lo he pasado mal. Él es mi familia, hemos formado un hogar. La oportunidad que perdió quiero que la aproveche él», señalaba Anabel.

Cuatro

Tras el romántico cara a cara entre Anabel Pantoja y Omar Sánchez, la audiencia decidía con su voto quién se quedaba fuera del ‘reality’. El canario, nominado, estaba en la cuerda floja, pero finalmente lograba salvarse. Y era Palito quien quedaba fuera del espacio. «Han sido 55 días con sus 55 noches de durísima supervivencia», decía Carlos Sobera. «Habéis sobrevivido al hambre, a la soledad… Habéis recordado juntas a los seres queridos, a los que están a los que ya no están. Son muchos los que piensan que sois dos concursantes bárbaras. Pero hasta lo más bueno tiene un fin. Siento decirlo, pero ha llegado el momento de decir adiós».

Lola llora sin consuelo ante la expulsión de Palito

Lola, rota, lloraba sin consuelo: «¡No sé qué voy a hacer sin ti! No tengo palabras». Separarse de quien ha sido su compañera del alma durante casi tres meses ha sido un duro varapalo para ella. Y es que han forjado una amistad inquebrantable. «Somos hermanas», destacaba la hija de Lucía Dominguín. «Te adoro con todo mi corazón».

Cuatro

«Haber perdido contra estos dos cracks… no podría pedir más. Este es mi premio. No podría pedir más. Esto ha sido durísimo, lo más duro que he hecho en mi vida. Me he sentido agotada, pero al mismo tiempo me he sentido muy querida», añadía la sobrina de Luis Miguel. La gallega no podía creer que perdiera a su compañera de fatigas: «Me ha dolido en el ama». La modelo se mostraba satisfecha: «Me voy feliz. Se queda Lola y espero que llegue a la final porque se lo merece. Estoy súper orgullosa de lo que he hecho y he superado cosas con alegría».

Su madre, conectada con el programa por videoconferencia, estaba feliz ante su regreso a España: «Estaré encantada de tenerla aquí», contaba. Entonces, Carlos Sobera puntualizaba: «Si a mí me preguntaran diría que es una eliminación injusta. Lo creo así… Puedo entender que estés encantada con que vuelva a casa y volver a abrazarla». Dominguín asumía la derrota de su hija con mucha deportividad… y convencida de que Lola quedará en buen lugar: «Se ve la amistad que tienen ellas dos y ha sido una pena que se separaran. Pero da igual. Yo feliz. El universo me la trae a casa. Esto es un juego y espero que Lola sea ganadora, claro que sí».