La Presidenta del Banco Santander ha estrenado la nueva temporada de 'Planeta Calleja'. En el programa ha revelado su difícil relación con su padre, Emilio Botín.


Ana Botín ha sido la invitada de excepción de la nueva temporada de ‘Planeta Calleja’. La Presidenta Ejecutiva del Banco Santander ha recorrido los glaciares del país ártico junto al montañero. En su viaje ha mostrado el lado más desconocido de su trayectoria personal y profesional.

Una mujer amante de la disciplina

«Es la mujer más poderosa del planeta». Así presentaba el montañero a la invitada de su programa de Cuatro. «Ana va a subir a un glaciar y va a ver cómo se produce el cambio climático», decía. La banquera y el presentador leonés viajaron a Groenlandia para comprobar frente a las cámaras cómo el cambio climático está produciendo cambios importantes en la temperatura de las zonas polares, así como un voraz aceleramiento del deshielo.

En sus primeras conversaciones con el aventurero, Ana Botín admitía ser una amante de «la disciplina». Entre otras cosas, le gusta ayunar y madrugar. «Me gusta levantarme pronto y acostarme pronto, a las cinco y media. En España me levanto a las seis y media. Los fines de semana, a las ocho». Ana tiene la agenda de los próximos tres años cerrada.»Sé de los próximos tres años lo que voy a hacer cada semana», apunta. Y reniega de costumbres tan ‘typical spanish’ como los horarios y duración de las comidas. «Lo de las comidas de tres horas es malo para el negocio, malo para la conciliación familiar».

A sus 58 años, vive a caballo «entre Madrid, Londres, Latinoamérica. Viajo mucho». Eso sí, solo hay un lugar que considere su hogar: Cantabria, donde nació. «Santander es mi casa», admite. En sus ratos de ocio le gusta «jugar al golf» y hacer «treking».
Además de ser la líder del Banco Santander, Ana Patricia Botín-Sanz de Sautuola O’Shea (es su nombre completo) está casada con Guillermo Morenés Mariátegui y es madre de tres hijos: Felipe, Pablo y Javier, de 33, 32 y 28 años, respectivamente. Uno vive en San Francisco, otro se acaba de mudar de Boston a Londres y otro reside en Madrid. Su pareja «vive en Londres» gran parte del tiempo y ella, «en Madrid».