La periodista ha rememorado uno de sus momentos más dramáticos: cuando perdió a su hija en la semana 39 de embarazo y apenas cinco días antes de salir de cuentas.


Alicia Senovilla ha recordado los días más dramáticos de su vida. La presentadora ha rememorado cómo vivió la pérdida de su segunda hija, que falleció durante la semana 39 de gestación.

¿Qué fue de Alicia Senovilla? Así le va a la presentadora que dio voz a Belén Esteban por primera vez

Donó el cuerpo de su hija a la ciencia

Tan difícil episodio tuvo lugar hace 15 años. Alicia acababa de terminar el programa ‘La buena onda’ en Antena 3. Apenas le quedaban cinco días para salir de cuentas. Y se puso de parto. Pero el día anterior notó «algo raro», según sus declaraciones en la revista ‘Lecturas’.

«Sabía que algo raro pasaba», ha desvelado. Cuando llegó al hospital confirmó que algo no iba bien cuando el médico apagó el monitor y le dijo: «No te la vas a llevar a casa». A la niña se le hizo un nudo en el cordón y la dejó sin riego. La madrileña tuvo que dar a luz a su pequeña sabiendo que nacería muerta. El dolor fue tal que pidió que la sedaran.

Tras el parto le dijeron que podía llevarse a su hija «en una cajita» o cederla a la ciencia. Así que decidió donar su cuerpo a la investigación. «Solo quería irme a mi casa a llorar», ha confesado.

Su hija jugó un papel fundamental para superar su duelo. Volcarse en ella la ayudó a salir adelante. Asimismo, el apoyo de sus familiares y amigos fue vital para salir de la situación.

En la actualidad, Alicia vive un excelente momento tanto a nivel personal como profesional. A sus 50 años, mantiene una relación sentimental con su «compañero de aventuras», José Manuel Gómez Villa. Un conocido cirujano plástico que ha operado a famosas y personajes de la televisión como Víctor Sandoval o Mila Ximénez. «Es mi vida, mi ilusión», ha dicho al hablar de él.