«Mi madre se mete en unos berenjenales que no le corresponden. Defendemos lo indefendible y eso no puede ser…», ha asegurado la nieta de María Teresa Campos.


El clan Campos está más divido que nunca y este domingo ha quedado patente después del tenso encontrado que han protagonizado Carmen Borrego y Alejandra Rubio en ‘Viva la vida’. La hija de Terelu Campos le ha manifestado a su tía su dolor por el hecho de que haga públicos todos sus problemas familiares y no se siente a hablarlos con ellas en privado. Una acalorada discusión en la que se ha tenido que meter Emma García para intentar mediar para relajar el ambiente.

Telecinco

Al igual que manifestó su madre, Alejandra Rubio se siente muy dolida y molesta con su tía, Carmen Borrego, al descubrir que se ha sentido sola en los platós de televisión y no ha encontrado en su familia el apoyo necesario. La joven hace hincapié en que le han sentado mal sus palabras y que así se lo ha hecho saber: «Me parece algo innecesario sabiendo cómo soy. Las cosas se hablan en privado, no públicamente. Y que diga que es mejor que yo profesionalmente es evidente, no ha descubierto nada nuevo».

Lejos de callarse, Alejandra Rubio ha ido un paso más allá y ha sacado las garras por su madre y ha insistido que en numerosas ocasiones a Terelu Campos le ha salido muy caro defender a su hermana y no mojarse. «Creo que te ha defendido y yo he estado en desacuerdo con muchas cosas porque no todo es precioso y las familias son perfectas. Se mete en unos berenjenales que no le corresponden. Le he dicho a mi madre que debería mojarse y siempre me dice: ‘No, es mi hermana'», cuenta.

Conforme la joven compartía su opinión, Carmen Borrego no podía evitar esconder su semblante de enfado y reconocía que su hermana no había entendido su queja. En concreto, la colaboradora de ‘Viva la vida’ afirma que fue ayer (durante la intervención de su hermana en el programa) cuando se dio cuenta de que Terelu Campos no había sido consciente de todas «las burradas» que se habían vertido sobre ella. «Hay un momento en que se dice que soy una mala madre, que soy adicta y que me han quitado a mis hijos. Yo toco fondo y mi hermana me llama y no me puedo ni levantar de la cama. Ella se preocupa y viene a televisión a decir que estoy mal. Hay algunas veces que su silencio me puede beneficiar pero me siento sola porque mi hermana tendría que haber sacado la cara y decir que yo no era como me estaban pintando», cuenta ante una desencajada Alejandra Rubio.

Alejandra Rubio reconoce que su relación con su tía se ha enfriado

Telecinco

Cansada de las declaraciones de Carmen Borrego, Alejandra Rubio, tras coger aliento, había público que se había producido un desencuentro entre ambas y su relación se había enfriado. A pesar de que no ha querido entrar en detalles puesto que prefería hablar con su tía detrás de cámaras y no públicamente, sí daba alguna que otra pista: «Hace mucho que no tenemos la misma relación. Teníamos una relación súper buena cuando era más pequeña y ahora ya no la tenemos por diferentes motivos. Tampoco le doy mucha importancia y me olvido de muchas cosas y no las cuento en ningún lado porque es una tontería».

Al escuchar a su sobrina, la tensión en plató ha aumentado y era Emma García la que intentaba mediar y le pedía a Carmen Borrego que no estuviera a la defensiva. Ante esto, Alejandra tomaba partido de nuevo y ha insistido en que su tía siempre ha ido por libre y tenía que ser consecuente con todo lo que decía y hacía. «Entiendo que somos familia pero estamos aquí trabajando. Normal que nos llamen clan Campos porque vamos como una secta y defendemos lo indefendible y eso no puede ser. Me cuesta mucho callarme. Luego te encuentras en el pasillo con Jorge Javier Vázquez y le dices que le quieres con todo lo que te ha hecho», apostillaba la joven.