Adrián Rodríguez, totalmente hundido: «He necesitado ayuda psicológica»

Adrián Rodríguez fue uno de los concursantes de la pasada edición de ‘Supervivientesque abandonó el reality. De hecho, tras este abandono, no asistió ni siquiera a las galas. ¿El motivo? Según su representante, el artista estaría vetado. Fuera como fuese el caso es que desde aquel momento, Adrián ha estado desaparecido del foco mediático hasta ahora.

Adrián Rodríguez abandonó ‘Supervivientes’ la pasada edición

El actor ha acudido a ‘Sálvamepara hablar del duro bache que está viviendo en estos momentos. La decisión de abandonar ‘Supervivientes’ le dejó totalmente hundido, hasta tal punto que ha necesitado ayuda psicológica para superar estos difíciles momentos que está viviendo ahora. Ha sido el propio Adrián quien ha contado lo dura que es su situación.

Adrián ha comenzado asegurando que una de los motivos por los que aceptó ir a un reality fueron sus problemas con Hacienda: «Yo fui a ‘Supervivientes’ por problemas económicos, además de por ser un reto personal. Yo lo veía desde casa y lo veía como una aventura y una oportunidad brutal. Yo quería ir. Tenía mucha ilusión, con todas las ganas del mundo de afrontar este reto y de la oportunidad que me da la cadena».

Ha necesitado ayuda psicológica porque no lo ha superado

El artista ha relatado cómo es su vida después de abandonar el reality. Y es que a pesar de que ha pasado un año, todavía no ha superado lo difícil de la situación: «Tras abandonar, las primeras dos semanas fueron como ya ha pasado. Ha sido una decisión que tomé, pero a medida que iba pasando el tiempo fue cada vez peor. Al final es una decisión que tomé, pero no sabía bien quien la había tomado. Fue como que alguien dentro de mí la había tomado. Y durante todo este tiempo aceptando las consecuencias», cuenta.

«Las consecuencias han sido sobre todo de cara a la autoestima y al trabajo. Tenía una oportunidad y me fui por la puerta de atrás. Ha sido muy duro. No he vuelto a aparecer en ningún lado. De hecho estoy en tratamiento psicológico porque no lo sé gestionar yo solo. Mi familia me intenta ayudar, pero es duro»