Adara se derrumbó por completo tras dejarse llevar por la pasión y aseguró que no podía controlar la situación.


Hace tan solo una semana, Adara Molinero regresaba a la casa de Guadalix, escenario en el que nació su amor por Gianmarco Onestini, y lo hacía con las ideas muy claras: no quería retomar su relación con el italiano. La pareja se ha visto superada por la pasión y no han podido evitar protagonizar un romántico beso. 

Se trata de una imágenes inéditas que ha emitido el programa ‘Socialité’. El beso tenía lugar este sábado noche mientras ambos compartían confidencias en la cama. Y es que la madrileña se mostró al principio de este nuevo reality reticente con su compañero a quien acusó de querer lucrarse a costa de su relación.

Tras unos días de convivencia, Adara se ha entregado a sus sentimientos lo que confirma que continúa enamorada. Después del beso, Adara se derrumbó por completo y aseguró que no podía controlar la situación. A lo que Gianmarco contestaba que él tampoco: «Me gustas tanto».

Una vez más, Adara se ha visto presa por el sentimiento de culpabilidad con Hugo Sierra, el padre de su hijo. Lo primero que hizo fue pensar en lo que iba a pensar este. Confesaba compungida al Maestro Joao que le había prometido que no haría nada con el italiano. 

La actitud de Adara parece no haber gustado a su madre quien no ha querido comentar este beso a los reporteros de ‘Socialité’. Mientras que su tía solo podía rendirse a la evidencia y asegurar que no «puede controlar los sentimiento. Está enamorada».