Zara ha querido recuperar las prendas más elegantes e icónicas de los últimos 30 años, creando una colección de piezas reeditadas.


No hay duda de que la moda de estas últimas temporadas bebe mucho de las tendencias de la década de los 90 y principios de los 2000. La estética minimalista, los vestidos lenceros, los abrigos y pantalones de efecto piel, el talle bajo, las hombreras o el acabado en campana son algunos de los muchos ejemplos que podemos encontrar en los escaparates de las tiendas más conocidas del momento; pero que también triunfaban hace ya treinta años. Los últimos coletazos del siglo XX nos trajeron una estética muy sencilla pero extremadamente elegante y es precisamente esa simplicidad la que ha querido recuperar Amancio Ortega en su última colección de Zara.

Bajo el nombre de Archive Collection 1996/2012, la firma más internacional de Inditex ha lanzado una colección que busca reeditar los clásicos más icónicos de los archivos de la marca. Se trata de una idea que revive las campañas de Zara de las últimas tres décadas en una línea de otoño e invierno con prendas noventeras y dosmileras tan intemporales que funcionan a la perfección en pleno 2020. Básicos de armario sencillos con toques modernos que nos enamoraron ayer pero que también lograrán enamorarte hoy. No es más que un maravilloso proyecto que reutiliza imágenes icónicas de la marca de campañas pasadas para reeditar los diseños de esas colecciones y traerlos a la actualidad.

Archive 1996/2012, la colección que te permite vestir como las modelos más top de los últimos 25 años

Abrigos de lana, pantalones de cuero, botas y stillettos de piel, vestidos de líneas sencillas y chalecos y camisas minimalistas vuelven a nuestro armario para convertirse en eso inolvidables básicos que nos acompañan siempre. Conjuntos de los pies a la cabeza que han vestido a las top models más exitosas de los últimos años y que ahora puedes llevar tú de la forma más acertada. Maniquís de la talla de Kate Moss, Amber Valletta, Carolyn Murphy, Saskia de Brauw o Stella Tennant que viajan la presente para traernos una colección compuesta exclusivamente por prendas retro de 1996 hasta 2012 pero que funcionan a la perfección en la actualidad.

Si algo nos ha ensañado la vida es que, cuando algo funciona, no hay que dejarlo. Y este es el perfecto ejemplo de ello. La moda, como casi todo, es cíclica y siempre vuelve. Ahora es el momento de recuperar la esencia de finales del siglo XX y principios del XXI para sentirnos más modernos y vanguardistas que nunca. Viajar al pasado nunca fue tan actual.