Amelia Bono es adicta a la moda y a las últimas tendencias. Su debilidad por las firmas de lujo queda reflejado en cada uno de sus looks. Y es que aunque suele llevar piezas ‘low cost’, siempre las mezcla con marcas caras. La hija de José Bono sigue un estilo preppy marcado que la define como una de las mujeres de nuestro país con más gusto a la hora de vestir. Hoy hemos comprobado que no duda en invertir lo que haga falta para llenar su zapatero con deportivas de firma.

En una de sus últimas apariciones públicas hemos visto a la empresaria luciendo su nuevo capricho: las emblemáticas zapatillas de Golden Goose, súper de moda este año, pero no aptas para todos los bolsillos, desde luego, ya que cuestan 415 euros. Son tan famosas que hasta se las hemos visto a Sassa de Osma en su versión de bota, de ante y piel y con aplicaciones doradas de purpurina.

Amelia Bono estrena las deportivas que adoran las pijas

Las que lleva Amelia son las Super-Starde color blanco con estrella y lengüeta de color plateado, y los cordones a contraste en azul marino. Las suyas son bajas y no llevan adornos. Están disponibles en numerosos diseños y son populares por la característica estrella que tiene dibujada y el aspecto envejecido que presentan. Se han convertido en objeto del deseo de muchas, y no nos extraña porque son monísimas. Se pueden combinar con todo: faldas, pitillos, jeans, vestidos de todo tipo….

Un calzado tendencia que también ha conquistado a personalidades de la Familia Real española como Victoria Federica o Irene Urdangarín; que también han caído rendidas a los diseños de la marca. Las buena noticia es que están disponibles en el mercado low cost y son muy parecidas. Hemos encontrado una versión a un precio muy asequible y te las dejamos en nuestra galería.