La mujer de El Cordobés está pasando unos días en Marbella, que, según dice, le están sirviendo para «poner la mente en blanco y dejar volar la imaginación». Ella siempre tiene un hueco para crear de la nada un estilismo y dejarnos con la boca abierta. En esta ocasión, Virginia Troconis se ha comprado un vestido de edición limitada de Zara, que ha volado, más que su imaginación, de las tiendas. ¡Pero tenemos la solución!

Los conjuntos y vestidos troquelados han sido los más demandados este verano. Aunque Zara no ha dejado de sacar a la venta nuevos diseños, las famosas no dejan de ponérselos. El precioso modelo de Virginia Troconis es un vestido largo, con mangas cortas abullonadas, también decoradas con dibujos perforados. Tiene una botonadura frontal con cuello mao, que, a partir de la cintura ceñida, da paso a una gran falda con cola de pato, del mismo modo decorada con espirales troqueladas. Un modelo que no pasa de moda con un aire retro muy elegante.

Virginia Troconis ha combinado su vestido de Zara con un bolso camel y unas sandalias doradas

Hay que tener en cuenta, siempre que nos pongamos un vestido de manga abullonada, que el volumen extra en la zona de los hombros acorta mucho el cuello. Por eso, si la prenda tiene abotonadura frontal, o cuello mao, en el caso del de Virginia, podemos  dejar un par de botones abiertos para crear un escote en pico que le aporte un poco de verticalidad a nuestro busto. La modelo ha abrochado todos los botones del vestido y ha creado un efecto menos favorecedor, pero fácilmente solventable.

Para complementar esta prenda tan bonita, la mujer del torero ha escogido un bolso tote artesano de tipo shoulder, en color camel, de la firma Yliana Yepez. Este color conjunta a las mil maravillas con el blanco del vestido y le da un aire business woman, al que no nos podemos resistir.

Para ponerle la guinda al look, Virginia ha calzado sus pies con unas sandalias doradas de la firma Micuir. Un calzado más clásico, aunque llamativo y brillante, del que podemos prescindir en los eventos de día y al que le podemos dar un espacio más adecuado en cocktails y fiestas de noche.