La vuelta al trabajo de las royals nos ha dejado el primer gran look de trabajo de la temporada. Y aunque te sorprenda lo ha llevado Victoria de Suecia


Siempre estamos acostumbradas a que sean la reina Letizia, Kate Middleton o Rania de Jordania quienes luzcan los mejores looks entre las royals. Incluso muchas veces caemos rendidas a los excesos de Máxima de Holanda, pero hay otras reinas y princesas que, con mucho menos ruido, en ocasiones nos sorprenden con los mejores looks. Ahora ha sido el caso de Victoria de Suecia, quien junto a su marido, Daniel Westling, presidió una reunión de la Asociación de las Artes Escénicas en Estocolmo con un perfecto estilismo de trabajo. Un ideal look working girl para los primeros días del otoño, que seguro le vamos a copiar.

Un traje nada aburrido

La heredera al trono sueco ha elegido una de las prendas que más vamos a ver durante los próximos meses: el traje pantalón de cuadros. Un dos piezas con pantalón ligeramente ancho y blazer de doble botonadura en tonos azules, blanco y marrón que nos ha conquistado.
El traje de chaqueta es el estilismo por excelencia de los looks ejecutivos, pero además de los clásicos en tonos oscuros o de espiga, mucho más convencionales, los cuadros son perfectos para dar un toque diferente y más animado. Y esta temporada los vamos a ver por todos los lados y en todas las versiones.

La princesa sueca lo combinó con una básica camisa blanca y zapatos y bolso en tono cuero. Como joyas, también se decantó por unos pendientes de perlas, con un diseño muy juvenil.

Durante las próximas semanas serán muchas las oportunidades que tengamos de ver a la heredera al trono sueco y analizar todos sus looks. Siguiendo el ejemplo de los Reyes de España, Victoria y su marido iniciarán en una gira por las 21 provincias suecas para conocer las consecuencias de la pandemia y apoyar el turismo.

La hija de los reyes Gustavo y Silvia de Suecia no es tan fashion con la gran mayoría de su colegas. No parece tan pendiente de las tendencias y en varias ocasiones ha recurrido al armario de su madre para rescatar alguna prenda de décadas pasadas, pero de absoluta vigencia.