Dos trajes de cuadros en menos de una semana. Victoria de Suecia tiene clara cuál es la prenda estrella de este otoño y nos lo está dejando ver a través de sus looks.


Como ya hicieron Reyes Felipe y Letizia en su momento; Victoria de Suecia ha iniciado una gira nacional para conocer las consecuencias de la pandemia del coronavirus en su país. Una ruta con la que recorrerá las 21 provincias suecas y con la que ya nos ha empezado a dar alguna que otra alegría fashionista. Aunque la esposa de Daniel Westling no suele ser tan estilosa como el resto de las royals europeas, lo cierto es que para en esta gira por territorio sueco parece haber llenado su maleta de prendas y complementos muy en tendencia; prendas que nos han inspirado nada más verlas. En su primera parada, para presidir una reunión de la Asociación de las Artes Escénicas de Estocolmo eligió un perfecto estilismo de trabajo. Un ideal look working girl formado por un bonito traje de cuadros en tonos grises, blancos y marrones que parece haberle gustado tanto que ahora no quiere llevar otra casa ¡y se ha hecho con otro igual en color rosa!

Si nosotras vamos de rebajas y vemos unos pantalones vaqueros que nos sientan como un guante, no dudamos ni un segundo y nos cogemos el mismo modelo en distintos colores. Blanco, gris, azul claro, azul oscuro, negro… Una prenda idéntica que parece hecha para nosotras y que adquirimos en todos los tonos disponibles. Pues bien, la heredera al trono sueco ha dejado claro que ella es como cualquiera de nosotras y, si algo le sienta bien, va a hacerse con él en todos los colores habidos y por haber. Si para su primera parada eligió un traje de dos piezas de cuadros; para su segunda parada, en Gävle, la capital de la provincia de Gävleborg, también ha hecho lo propio. Y es que la royal sueca ha replicado su look anterior prácticamente de manera exacta.

El traje de cuadros, el look preferido de Victoria para su ruta por Suecia

La hija de los reyes Gustavo y Silvia de Suecia para su visita a Estocolmo lució un dos piezas con pantalón ligeramente ancho y blazer de doble botonadura en tonos azules, blanco y marrón que nos enamoró de primeras. En su momento, lo combinó con una básica camisa blanca, zapatos y bolso en tono cuero. Como joyas, también se decantó por unos pendientes de perlas, con un diseño muy juvenil. Un estilismo de diez con el que comenzaba con muy buen pie su gira nacional. Con tan buen pie que no ha querido empeorar lo que bien comenzó y ha decidido ahora llevar el mismo traje en color rosa.

En esta última ocasión, Victoria de Suecia se ha decantado por el mismo modelo,esta vez en color frambuesa con cuadros en tono gris. En lugar de llevar una camisa, la royal sueca ha combinado el sastre cruzado con una blusa blanca. Y, en lugar de perlas, la pudimos ver con grandes aros dorados. Eso sí, ha modo de calzado ha vuelto a repetir los botines en color cuero. Si algo gusta, no hay por qué cambiarlo.