La diseñadora ha asistido como invitada a la boda de Lapo Elkann y Joana Lemos con una creación que no ha dejado indiferente a nadie.


La temporada de las bodas no tiene visos de finalizar, y más teniendo en cuenta todas las que se han visto retrasadas por la pandemia. Por eso estos días se suceden los enlaces en todos los puntos de la península. Vicky Martín Berrocal lo sabe mejor que nadie y por eso, tiene opciones de vestidos también para cuando la invitada es ella.

De boda en Portugal

La diseñadora sevillana fue una de las pocas asistentes a la boda de Lapo Elkann y Joana Lemos. El italiano, miembro del clan automovilístico Agnelli, contrajo matrimonio con quien es su pareja desde hace cerca de dos años el pasado jueves, 7 de octubre en Portugal, lugar de nacimiento de Lemos.

La lista de invitados era más que reducida, pero Vicky estaba entre ellos y acudió con sus mejores galas. La diseñadora estrenó para la ocasión un diseño creado por ella misma, un traje largo de guipur que resultaba de lo más original.

Guipur, plumas y hombreras, las claves del vestido

El vestido, largo hasta los pies consta de una sobretela de guipur en color verde menta sobre un sencillo vestido de ralo que va en la parte interior. Es de manga larga, y esas mangas finalizan en un puño con uno de los elementos que vamos a ver mucho en los vestidos de invitada de esta temporada, las plumas.

Destaca también el hecho que ir estructurado con unas hombreras que quedan visibles dada la trasparencia del guipur sobrepuesto. Vicky acompañaba su diseño con un bolso de mano plateado que añadía aún más luz a un vestido de tono claro y festivo que seguro que más de una invitada va a querer copiar en las bodas de entretiempo.

Un color presente en sus creaciones

Aunque el  vestido no está a la venta en la web de la diseñadora, el color sí está muy presente en sus últimas creaciones abarcando todo el rango de intensidades. Así, hace no demasiado vistió a la modelo e influencer Mónica de Tomás con una creación del mismo tono. El vestido de aquella ocasión también apostaba por las plumas, aunque en ese caso, en la zona del escote. Sin embargo, el tejido era diferente. Más tupido.

De hecho ese tejido se ha mantenido en la colección de otoño e invierno de la presentadora, donde encontramos versiones también en tonos menta que pueden ser del gusto de las futuras invitadas a las bodas de esta temporada, que, con el acumulado, pueden ser unas cuantas.