Para las mujeres que desean ir cómodas, para aquellas que no quieren renunciar al estilo, para las que optan por un toque sensual en todos sus looks y, por supuesto, para las que son auténticas adictas a los vestidos wrap. Un diseño que continúa robando muchos corazones. Desde miembros de la realeza, a celebrities, y sin olvidar las influencers, son muchas las que han caído rendidas ante este vestido envolvente que se creó en los años setenta por la diseñadora de moda belga estadounidense Diane von Furstenberg.

Un vestido ideado hace medio siglo que sigue contando con un sinfín de incondicionales adeptas. Una de las últimas que ha recurrido al diseño warp es la hija de los reyes Felipe y Letizia, la princesa Leonor, para una salida en familia durante sus vacaciones estivales en Palma de Mallorca. No es la primera ocasión en la que la joven se decanta por un wrap dress, ya lo había hecho anteriormente, pero ahora deja patente su apuesta por un armario más maduro. Por supuesto, se inspira en doña Letizia quien ha optado por el vestido wrap en multitud de ocasiones demostrando que puede convertirse en un gran aliado. 

Vestidos wraps que enamoran

Si hay algo que defina al vestido wrap, también llamado vestido envolvente, es la sencillez de unas líneas que sientan muy bien y se adaptan a la perfección a la figura de una mujer. Un modelo que, a pesar del paso del tiempo, continúa entre las prendas más sofisticadas a las que recurrir en cualquier época del año. Hemos creado una lista de vestidos wrap y todos ellos coinciden en ser ideales, pero muy distintos. Desde lisos, para aquellas que quieran incorporar este modelo a su fondo de armario, hasta estampados florales, para las mujeres más románticas.

Confirmamos que con cincuenta años a sus espaldas, el vestido wrap sigue siendo una prenda juvenil, versátil y con mucho estilo. Un modelo para lucir sin miedo y que se adapta a la perfección a compromisos de distintas índole, también para los de mayor postín.
Desliza y toma nota, descubre nuestra lista completa y, avisamos, algunos son verdaderamente irresistibles.