Dispuesta a no pasar desapercibida, Victoria Abril se subió al escenario de los Premios Forqué con un vestido tan económico, como llamativo. Te contamos la anécdota


Con el despliegue de la alfombra roja de los Premios Forqué, también comienza un desfile de estilismos para todos los gustos. Este año IFEMA acogía la entrega de galardones más esperada. Por los pasillos de Palacio Municipal de Madrid desfilaron multitud de artistas reconocidos de nuestro país entre los que estaba Victoria Abril, que siempre sorprende con looks variopintos dignos de analizar. A destacar, como novedad, este año el negro no ha sido el color de cabecera y los asistentes han apostado por todo tipo de tonalidades, estampados y mucha lentejuela y transparencias.

Victoria Abril con un vestido ochententero de menos de un euro en los Premios Forqué

Este año los premios tenían una temática clara: homenajear la icónica década de los 80. Para ello invitaron a la fiesta a artistas de renombre como Alaska, La Guardia, La Frontera, los Secretos o Modestia Aparte.

Victoria Abril no cantó, pero sí se subió al escenario para entregar, junto al actor Óscar Jaenada, el premio a Mejor Interpretación Femenina (que fue para Blanca Portillo por su interpretación como viuda de Juan María Jáuregui, asesinado por ETA en el año 2000, en la película «Maixabel» de Icíar Bollaín, que también ganó el premio Forqué al Cine y Educación en Valores), y sorprendió a los asistentes con un estilismo muy peculiar. 

La actriz destacó con un vestido extra voluminoso en color azul metalizado con cuerpo en palabra de honor y detalles de pedrería en la cintura. Si ya el diseño es de lo más atrevido, consiguió captar la atención de los presentes al desvelar (en pleno directo) el precio del mismo. Nada más y nada menos que 99 céntimos. 

«En estos tiempos de crisis, más vale que vayamos ajustándonos la cintura”, dijo Victoria con tono jocoso. Un precio simbólico y representativo que no ha pasado desapercibido. También desveló que el look lo compró en 1983. Sin duda es toda una reliquia. 

Desfiló por la alfombra roja vestida de Jean Paul Gaultier

Y si para entregar el premio escogió un modelito de lo más original, para desfilar por la alfombra roja no dejó indiferente a nadie con un vestido con motivos geométricos en color naranja vibrante a tono con su color de pelo. Era como una segunda piel y obra de Jean Paul Gaultier, su amigo y diseñador de referencia. 

Es un diseño vintage, de aire futurista de la colección de otoño-invierno de 1995. El propio diseñador explicó que este vestido estaba inspirado en el empoderamiento de la mujer y nadie mejor que Victoria para lucirlo. Para las joyas se decantó por grandes piedras de diversos colores.

Los Premios se han visto afectados por la pandemia

Este año la fecha se ha adelantado por la COVID. Y es que lo suyo habría sido celebrarlo en enero, pero poniendo en valor la situación de pandemia en la que nos encontramos, han modificado su día para intentar impulsar los estrenos de la temporada del sector audiovisual español. Y es que la industria se ha visto mermada por la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 y el obligado cierre temporal de las salas de cine.