Sassa de Osma siempre nos deja ideas de estilismos muy apetecibles, ya sean formales o informales. Pero cuando se trata de conseguir un look para el día a día que nos resulte cómodo y original, la royal lo tiene claro: se baja de los tacones y prefiere unas sneakers. Pero las suyas, no son unas zapatillas cualquiera, sino esas deportivas con aires retro que harían las delicias de las mujeres más ‘pijas’. Una calzado tendencia que también ha conquistado a personalidades de la Familia Real española como Victoria Federica o Irene Urdangarín; que también han caído rendidas a los diseños de la marca.

La peruana tiene concretamente las zapatillas altas ‘Mid Star’ de ante y piel y con aplicaciones doradas de purpurina. De color negro y con una estética inspirada en los modelos más vintage. Normal que la esposa de Christian de Hannover las haya elegido. Están disponibles en numerosos diseños y son populares por la característica estrella que tiene dibujada, los cordones coloreados y bandas en los laterales. Su precio, todo un lujo, es de 455 euros.

El look de Sassa de Osma para dar protagonismo a las zapatillas

Les sacarás mucho partido pues combinan con absolutamente todo. Ella las combina con un vestido negro de largo y una gabardina de verano cómoda y moderna para los días menos calurosos. En resumen, prendas sobrias y sencillas con la idea de que fueran sus deportivas vintage las que se llevaran el protagonismo del outfit.

Confirmando su pasión por los bolsos llamativos, lució un diseño de su propia firma de moda, ‘Moi & Sass’, también a conjunto con el resto del modelito. Se trataba del modelo ‘Puzzle tote’ en color negro, y que está valorado en 465 euros. Su beauty look, con el pelo suelto y raya a un lado y un natural maquillaje que pasaba totalmente desapercibido.

El truco de la royal para darle un toque magistral a sus atuendos

Sassa siempre tiene el fondo de armario para acertar en cualquier plan. Su truco para este éxito está en elegir básicos, que ella combina de una manera sublime incluso con deportivas. Eso sí, no son unas zapatillas cualquiera: son modelos de altos precios, muy diferentes y exclusivos.