La duquesa de Montoro nos ha enseñado el look que ella y su hija han llevado en la boda de su sobrino Carlos Fitz-James Stuart. Un estilismo en el que sus sandalias han sido lo más desafortunado


La boda de Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini ha sido el enlace del año. A pesar de las restricciones que obliga la situación sanitaria, el Palacio de Liria volvió a ser el escenario de una boda de ensueño, como todas las que se han celebrado en la familia Alba. Hemos visto a las invitadas más elegantes posibles, como Inés Domecq, con un maravilloso vestido de su propia firma The IQ Collection, o Sofía Palazuelo, con un vestido midi de georgette de seda en azul, con capelina delantera y escote pico en la espalda, acompañado de un cinturón fajín con detalles dorados, de Jan Taminiau, el diseñador favorito de Máxima de Holanda. Ahora hemos podido descubrir los looks que lucieron Eugenia Martínez de Irujo y su hija, Tana Rivera. Las dos también perfectas, aunque en el caso de la duquesa de Montoro sus sandalias son el punto débil de su estilismo.

Una combinación original: vestido rosa y sandalias rojas

Eugenia no hizo el paseo para entrar en Liria, por eso hemos tenido que esperar hasta que ella misma nos mostrara las imágenes. Ha sido en su cuenta de Instagram, donde ha posado feliz junto a las dos personas más importantes de su vida: su marido, Narcís Rebollo, y su hija, Tana Rivera: «Con mis dos amores», ha escrito en sus redes. Y también ha reconocido el trabajo de Jorge Vázquez, el encargado de diseñar su vestido: «Gracias por este precioso vestido. Gracias por tu talento y tu amistad».

Eugenia ha lucido un vestido rosa hasta el tobillo de manga larga abullonada que se cruzaban en el cuello formando un original escote, falda y cuerpo tableado, con toda la espalda al aire. Un precioso diseño que acompañó con unas sandalias con espectaculares plataformas en rojo. La combinación de ambos colores nos encanta y, aunque las plataformas, como hemos podido ver en el resto de las invitadas a la boda vuelven a estar de moda, en el caso de Eugenia son un tanto exageradas. Eso sí, hay que decir que la duquesa de Montoro se mantiene fiel a su estilo, ya que siempre la vemos con zapatos con ese tipo de plataformas para estilizar su figura.

Tana Rivera, un look 10

Si en el caso de Eugenia las sandalias arruinan un tanto su look, a su hija, Tana Rivera, no podemos ponerle la más mínima falta. La joven estaba espectacular con un vestido azul de Teresa Helbig, una de las diseñadoras preferidas de su madre. Un diseño muy femenino de manga larga realizado en tul plumetti de glitter, con cintas de terciopelo cosidas imitando la silueta de las hojas, que pertenece a la colección otoño-invierno 2018. Lo combinó con unas sandalias en negro de tacón ancho y plataforma, aunque no tan exagerada como la de su madre. de Castañer.

Un look que nos ha encantado tanto como a su madre: «Gracias a Teresa Helbig por hacer que mi hija estuviera más bellezón todavía !!! si cabe…», ha confesado en su Instagram.