La hija de Rocío Carrasco ha sorprendido yéndose de concierto con el que, sin lugar a dudas, es el look más rockero que le hemos visto.


Pensábamos que Rocío Flores había encontrado su estilo; que se sentía cómoda entre las prendas de aires boho chic, los vestidos de inspiración ibicenca, las camisas de flores y las cazadoras vaqueras con pompones y abalorios étnicos. Sin embargo, no nos cabe duda de que eso era solo una fase. O, al menos, solo una faceta de las mil caras que la joven tiene a la hora de vestir. Y es que, como suele ocurrir con todos los trabajadores del universo Mediaset, la colaboradora de El programa de Ana Rosa ha querido dejar a un lado la moda bohemia y tranquila para sacar su lado más rockero e impactante con un look que jamás nos hubiéramos imaginado y que, sin duda alguna, nos ha descolocado por completo.

Acostumbradas a ver a la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores de plató en plató luciendo bonitos estampados florales y prendas de colores primaverales; verla posar frente a las cámaras con un look rockero nos ha impactado mucho. Fue el pasado jueves 3 de junio en el concierto de Pintingo en el Gold Music Club. Un evento al que Rocío Flores estaba invitada y para el que eligió sacar su lado más desenfadado y arriesgado. Una nueva faceta que hasta ahora no conocíamos pero que no le sienta nada mal.

Rocío Flores saca su lado más rockero con su nuevo y sorprendente modelito

La nieta de Rocío Jurado, que ya nos sorprendió hace uno días con un estilismo muy sexy en el que usó una blazer fucsia a modo de vestido enseñando pierna y sujetador lencero; ahora ha querido seguir dejando a todos con la boca abierta y apostar por una estética más rockera. Lo ha hecho, como no podía ser de otra forma, subida a unos enormes sandalias de tacón de purpurina negra de Quanticlo (26,99 euros) y abrigada con una original chaqueta biker de Koker; la que es la marca favorita de todos los colaboradores de Telecinco.

Unas sandalias y una chaqueta que ha combinado de la mejor forma con un crop top lencero negro, unos shorts satinados (y arrugados) a conjunto de Zara y un cinturón de Pinko (90 euros) que ha llevado ya en más de una ocasión. Sin duda, un look de lo más completo que estamos seguras de que no ha dejado indiferente a nadie y con el que Rocío Flores daba un giro de 180º a su estética tranquila y bohemia. ¿Qué os parece su nuevo aspecto?