Hubert de Givenchy fue un icónico diseñador de moda francés conocido por sus elegantes diseños de alta costura y su íntima relación profesional con la actriz Audrey Hepburn.


Después de asistir a la escuela de arte, Givenchy trabajó para varios diseñadores de moda importantes de París. 

Fue en 1952 cuando abrió su propia casa de diseño, siendo rápidamente elogiado y alabado por la crítica por sus diseños elegantes y femeninos. Tanto es así que una de sus clientas más famosas fue la actriz Audrey Hepburn, quien lució sus diseños en películas tan míticas como Desayuno con Diamantes o Charada. Givenchy continuó diseñando durante décadas, retirándose oficialmente a mediados de la década de los 90. 

Su infancia y sus primeros trabajos en la moda

Hubert James Marcel Taffin de Givenchy fue el nombre original del diseñador. Nacido el 21 de febrero de 1927 en la localidad de Beauvais, al norte de Francia, sus padres, Lucièn y Beatrice Taffin de Givenchy, le dieron a él y a su hermano Jean-Claude una educación rayando en lo aristocrática. Tras la muerte de Lucièn en 1930, Givenchy quedó al cuidado de su madre y su abuela materna. 

GIVENCHY

En 1944, con solo 17 años, Givenchy se trasladó a París donde estudió arte en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes. Aunque llegó a considerar la posibilidad de iniciar una trayectoria profesional en el mundo del Derecho, decidió ingresar en el sector de la moda. Pronto comenzó su aprendizaje con el diseñador Jacques Fath. 

Tras un tiempo con Fath, Givenchy trabajó durante al menos ocho años para distintas casas de alta costura parisinas como Lucien Lelong, Robert Piguet y Elsa Schiaparelli. Con esta última, llegó a ser Director Artístico de la boutique de Schiaparelli de la Place Vendome. 

La primera casa de diseño Givenchy

Givenchy abrió su propia casa de diseño en 1952 en la rue Alfred de Vigny, en el distrito 8 de París. A pesar de que los inicios fueron muy modestos, la colección con la que hizo su debut, Separates, fue todo un éxito internacional. En ella presentó una serie de faldas largas, abrigos de alto estilo y tops a medida entre las que se incluía la famosa Blusa Bettina, llamada así más tarde por la modelo Bettina Graziani. Todos ellos diseños en los que se combinaban líneas arquitectónicas con la simplicidad de los materiales. 

En sus siguientes colecciones, Givenchy destacó por presentar elegantes vestidos de noche, sombreros femeninos y trajes a medida. Sus diseños comenzaron a ser muy conocidos gracias a sus estampados de seda y sus telas bordadas. El nombre de Givenchy pronto se convirtió así en sinónimo de elegancia parisina. 

En 1953, Givenchy conoció en Nueva York al diseñador español Cristóbal Balenciaga, una figura por la que el propio Givenchy sentía una gran admiración y que pronto se convertiría en su mentor y en uno de sus mejores amigos. A mediados de la década de los 50, ambos diseñadores se unieron para presentar el famoso vestido saco, una forma totalmente opuesta a las normas imperantes de la moda en la que se ocultaban las formas y se daba plena libertad al cuerpo. 

Ya en la década de los 60, Givenchy, tras establecer nuevas tendencias y adoptar aspectos de la cultura juvenil, comenzó a crear diseños con dobladillos más cortos y siluetas más rectas. 

Audrey Hepburn

A lo largo de su vida, Givenchy diseñó para un buen número de famosos. Sin embargo, su gran musa y amiga fue la actriz estadounidense Audrey Hepburn. El francés diseñaría el atuendo de Audrey para películas tan conocidas como Una Cara con Ángel (1957) y Desayuno con Diamantes (1961). Precisamente, con esta última puso de moda el vestido de princesa de pecho alto sin mangas ni cinturón.

GIVENCHY

De hecho, Givenchy conoció a Hepburn durante la producción de la película Sabrina (1954), pero inicialmente pensó que recibiría la visita de otra actriz. No obstante, pronto se cayeron bien, hasta el punto de que la propia Hepburn presentó una serie de ideas inspiradas en Givenchy para su vestuario en Sabrina. Diseños de los que, finalmente, se hizo cargo la diseñadora estadounidense Edith Head. 

Givenchy también colaboró en los diseños de otras películas de Audrey Hepburn: Amor en la Tarde (1957), Charada (1963), Encuentro en París (1964) y Cómo Robar un Millón (1966). Años antes, en 1957, Givenchy ya había lanzado L’Interdit, una fragancia muy popular inspirada en Audrey Hepburn. 

Otras mujeres influyentes que vistieron diseños de Givenchy fueron Jacqueline Kennedy, quien usó un vestido del diseñador durante una visita oficial al Palacio de Versalles en 1961, la princesa Grace de Mónaco, la duquesa de Windsor, Wallis Simpson, y la socialité estadounidense Babe Paley. 

La retirada y muerte de Givenchy

En 1969, Givenchy creó la línea de ropa para hombres Givenchy Gentleman. En ella, el diseñador francés combinaba la elegancia clásica con un toque de ingenio. 

Tras vender su negocio al conglomerado francés de lujo Louis Vuitton Moet Hennessey en 1988, Givenchy diseñó durante 7 años más, presentando su colección final en 1995, tras la cual se retiró definitivamente. Fue sucedido como diseñador jefe por el popular John Galliano. Cuando este se fue a Christian Dior, el nuevo diseñador principal fue el inglés Alexander McQueen. Ya en 2005, tomó las riendas el italiano Riccardo Tisci. 

En sus últimos años, Givenchy vivió en una finca rural llamada Le Jonchet en la campiña francesa. Su trabajo se exhibió en exposiciones retrospectivas en el Fashion Institute of Technology de Nueva York y en el Museo Galliera de París, el museo de la moda de la capital parisina. 

En 1996, recibiría un premio como reconocimiento a su trayectoria otorgado por el Consejo de Diseñadores de Moda de América

Givenchy fallecería el 10 de marzo del 2018, en las cercanías de París, a la edad de 91 años. En el comunicado difundido por la familia para anunciar su muerte se solicitaba que, en lugar de flores y coronas, Givenchy habría preferido una donación a Unicef en su memoria. Así lo hicieron todos los que asistieron a su entierro.