La ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias es, sin lugar a dudas, uno de los eventos más esperados por la Familia Real. A las puertas del Teatro Campoamor de Oviedo se ha desplegado la alfombra azul por donde han desfilado diferentes personalidades de la sociedad y la política, además de los grandes protagonistas de la jornada, los Reyes, Felipe Letizia, y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Tras disfrutar de su presencia tanto en el concierto previo de este jueves como en las audiencias programadas para este viernes en el Hotel Reconquista, donde se alojan, era el momento de prepararse para el evento culmen dentro del marco de los Premios Princesa de Asturias: la ceremonia de la entrega de estos galardones. 

-JGE2651
Foto: Robert Smith

La heredera a la corona se encuentra disfrutando de sus vacaciones de otoño del UWC Atlantic College de Gales (Reino Unido) donde está cursando el bachillerato internacional. Sin embargo, se podrían decir que son unas vacaciones «a medias» ya que durante este fin de semana se encuentra asumiendo sus compromisos institucionales como Princesa dentro del marco de los Premios que llevan su nombre. Leonor ha regresado de Gales mostrándonos su versión más adulta y cada vez marcando más la distancia, estilísticamente hablando, con su hermana.

La Princesa Leonor elige un vestido de Michael Kors

Este jueves sorprendía con un impecable traje de ejecutiva en fucsia firmado por la firma murciana Laura Bernal, mientras que en la mañana del viernes se decantaba por un conjunto de tweed de Carolina Herrera. Sin embargo, la vista estaba puesta en su reaparición en los Premios que llevan su nombre y en el estilismo que ha elegido para volver a presidirlos, además de las palabras que ha dedicado a los allí presentes. La heredera a la Corona ha sorprendido, de nuevo, en su versión más atrevida al elegir un minivestido de manga larga en blanco y negro repleto de brillantes. Un vestido que se ajustaba perfectamente a su figura, firmado por Michael Kors.

-JGE3475
Foto: Robert Smith

Como viene siendo costumbre en las hijas de los Reyes, Leonor ha elegido hacerle una pequeña modificación al diseño haciéndolo más largo que el diseño original. Se trata de un perfecto vestido definido por lentejuelas llamativas, estampado de palmeras botánicas, románticas mangas onduladas y una cintura definida. Como hemos dicho anteriormente, la versión original es más corta que el que ha lucido este viernes en la tarde la Princesa Leonor.

Se sube a unos kitten heels, uno de los zapatos más de moda

A sus pies se ha decantado por unos kitten heels en negro, uno de los salones que estamos seguras que le veremos en más de una ocasión ya que se trata de un calzado de tacón sensato que es perfecto para ir elegante sin causar daño a los pies. Algo que ya le ha ocurrido a la Reina Letizia y que no quiere que sus hijas pasen por el mismo dolor. Sin embargo, esta elección es perfecta para su edad.

-JGE3516
Foto: Robert Smith

La Princesa Leonor ha culminado su look con un original recogido bajo con trenzas. Mientras que su hermana se ha decantado por una cola alta, ella ha preferido recoger su larga melena en este elaborado recogido que ha causado sensación entre los asistentes. La hija mayor de los Reyes ha optado por un maquillaje sencillo, aunque en esta ocasión hemos visto lucir unas pestañas XXL.

-JGE3266
Foto: Robert Smith

La joven abre el joyero de su madre y le «roba» unos pendientes de Chanel

Por último, Leonor ha vuelto a coger «prestado» algo de su madre. En esta ocasión han sido nada más y nada menos que los pendientes de Chanel que la Reina ha lucido en algunos de los actos más importantes a lo largo de sus años en el reinado. Se tratan, además, de uno de los más valiosos de su joyero. Se trata de sus preciados Chanel modelo Plume, que ya y como su nombre indican tienen forma de pluma. Una joya realizada en oro blanco de 18 kilates y diamantes y tienen un precio de unos 6.800 euros.