La Princesa Leonor ha vuelto a ser la protagonista de los Premios Fundación Princesa de Girona 2022. La heredera triunfó el año pasado en esta cita, y lo hizo de la mejor manera posible: con una presencia majestuosa y un impecable discurso en catalán que no dejó indiferente a nadie y que ha repetido con éxito en esta nueva edición.

En esta nueva edición, celebrada en el Auditorio Àgora del Museo de las Aguas; en Cornellà de Llobregat (Barcelona), la Princesa ha vuelto a ser el foco de atención, como también ocurría esta misma mañana durante la recepción a los premiados de ediciones anteriores en el Palacete Albéniz de Barcelona con un diseño súper veraniego: de estilo camisero, estampado con flores y una abertura en la pierna.

También arrasó el domingo durante su visita al Museo Dalí, ubicado en Figueras, con un vestido estampado en blanco y rojo de Mango con el que consiguió hacer sombra a su hermana, la infanta Sofía, y que agotó en cuestión de minutos.

La Princesa Leonor apuesta por el ‘made in Spain’ con un precioso vestido azul celeste

Y aunque en todos los actos oficiales, Leonor ha lucido correcta y favorecida, lo cierto es que ha sido durante la entrega de premios cuando la hija mayor de Felipe VI ha conseguido un look de diez con el que se ha colocado entre las jóvenes ‘royals’ más elegantes y con más estilo de nuestro tiempo. Así, la heredera toma el relevo de su madre y supera el reto con nota.

Por eso, sabíamos que su estilismo iba a acaparar todos los titulares posibles. Y es que estos galardones han dejado al descubierto la evolución estilística de Leonor gracias looks más maduros y propios a su edad (el próximo 31 de octubre celebrará su 17 aniversario). Este año, por fin, parece que la heredera se ha desprendido de su imagen de niña, para regalarnos elecciones de estilo más adolescentes, y atrevidas.

Para la ceremonia de entrega de los galardones, la hija mayor del Rey ha aparecido con un vestido romántico y clásico, pero con toques de tendencia, -gracias a su escote bardot-, en un tono azul celeste muy delicado y dulce. Es el color que más favorece a las pieles claritas (como la suya).

El vestido es una obra de artesanía de la firma española Miphai. Destaca por tener la espalda descubierta y los hombros cruzados. Es ajustado del cuerpo y cae suavemente gracias al tejido plisado de la falda dando como resultado un favorecedor juego de tablas que llega hasta la mitad de la pierna.

Digna heredera del estilo de su madre: nos da una auténtica lección de moda

Sin duda una elección de lo más original que ha llevado su modelito directamente a la lista de los más memorables de su guardarropa. Uno de los detalles que podemos destacar es que los zapatos de tacón medio, destalonados y acabados en punta, son pura fantasía. El azul de su diseño no es nada difícil de combinar pero ella lo ha hecho de la mejor manera, añadiendo el tono nude a sus pies. ¡Magistral! Se trata de un modelo de Carolina Herrera, que ya llevó el día de su confirmación.

En esta ocasión, Leonor ha optado por uno de los peinados más de moda esta temporada: el moño de bailarina trenzado con el que parece más alta y esbelta. Un estilo formal que despejaba su cara y nos dejaba apreciar sus joyas, – unos pendientes de diamantes con aguamarinas- y su look beautycejas naturales gruesas y perfectamente peinadas y maquilladas, máscara de pestañas para intensificar la mirada y gloss en los labios para un extra de jugosidad.