Demostrando que los vestidos de lentejuelas también son para el verano, Virginia Troconis y Paula Echevarría asistieron a la cena que la firma Pinko, celebró en Marbella, con dos vestidos con brillos de colores vibrantes de la marca que se complementan perfectamente y, además, resaltaban su pieles morenas.

Dos estilismos con el que se coronaron como las asistentes más espectaculares y que, inevitablemente, se convierte en fuente de inspiración para las invitadas de boda del verano.

Empezamos por Virginia Troconis y su dos piezas el azul noche

Virginia Troconis es la reina de la fiesta. La venezolana, que presume un impecable armario en sus noches más glamorosas, echo manos de un conjunto azul noche con un aire discotequero a la vez que sofisticado. La mujer de Manuel Díaz ‘El Cordobés’ está pasando parte de sus vacaciones en la Costa del Sol y aprovechando su estancia, no quiso perderse el evento de moda.

Si por la mañana nos daba la receta de su ensalada favorita para mantener la báscula a raya sin pasar nada de hambre, por la noche sacó a la diva que lleva dentro con un look bordado de lentejuelas tornasoladas de forma cuadrada, que crean un efecto desflecado. Era un dos piezas exquisito formado por una falda midi estilo tubo con una banda efecto cinturón de tela en la cintura y un top sin mangas en el mismo tono, con los tirantes finos regulables y escote de pico por delante y por detrás. En definitiva, una elección impecable que le sienta que ni hecho a medida.

Por su parte, Paula Echevarría se decantó por un mini vestido verde

Si el look de Virginia es una fantasía, tampoco podemos perder de vista la elección de Paula. Llevó un vestido corto, salpicado con las mismas lentejuelas de estilo evasé, que le quedaba como un guante.
Una propuesta que demuestra que un minivestido brillante puede ser la mejor opción para una cena de verano.