Paula Echevarría ha llevado en la maleta para este puente un look que querrás copiarle para ir a la oficina porque es perfecto para el invierno gracias a un estampado que conocemos bien.


Es la reina del Street style. Lo ha demostrado durante años con los looks que va compartiendo día a día, pero también ha dejado bien claro que sabe elegir el outfit perfecto tanto para un día de actividad como para una noche de gala. Estos días ha vuelto a dar el golpe de efecto con sus estilismos durante sus jornadas de descanso en Marbella. Porque Paula Echevarría ha acertado de lleno con un look centrado en el estampado pata de gallo, el diseño más adecuado para el otoño y el invierno.

Un estilismo que se adapta a los días de frío

La estrella del estilismo es una chaqueta que tiene ese estampado que regresa año tras año, pero que este además está presente en prendas tan dispares como pantalones, americanas y abrigos. Paula Echevarría acompaña el estampado de la chaqueta con prendas todas de color negro, a excepción de los complementos, para los que reserva el toque glamuroso.

Así, lució un abrigo negro de Mango, de largo midi, y unos vaqueros ajustados también negros que eran de Primark. El toque brillante lo dieron el bolso, firmado por My Clutch de Susana Kumar y los zapatos, de una de las tiendas favoritas de la actriz asturiana, Fetiches Suances. Con estas prendas construye un look elegante que podemos copiarle, sin dudas, tanto para una cena de invierno como para un día de oficina.

Replicar el look de Paula

Las claves a la hora de adaptar el look están en varios puntos: el primero, que los pantalones sean ajustados para compensar los volúmenes. El estilismo acepta incluso leggins o pantalones fusteau. El segundo punto los complementos, con ellos subiremos o rebajaremos el tono. Así, para darle el toque festivo podemos recurrir como Paula Echevarría a los tonos brillantes, pero si lo queremos hacer más sobrio, podemos apostar por zapatos cerrados o incluso botas altas, que vayan por encima del pantalón, y un bolso shopper discreto.

La clave está, sin duda, en la chaqueta, que gracias al estampado y la forma, es el centro de todo el look. La de Paula es de Uterqüe y la mala noticia es que está agotada. Por el momento tienen una versión similar -con otro tipo de cuadro- que aún está disponible en todas las tallas.

Pero si no queremos renunciar a un estampado que no puede faltar en otoño e invierno, tenemos muchas opciones disponibles, porque casi todas las firmas tienen sus versiones. De hecho, podemos encontrarlo en versión cárdigan, americana y hasta sobrecamisa, que siempre supone una buena forma de abrigarse en otoño.