Después de conseguir la victoria en Australia y alzarse con el 21 Grand Slam de su carrera, Rafa Nadal se ha convertido en el mejor tenista de la historia. A su regreso a su tierra natal le esperaba su mujer, quien en esta ocasión no le acompañó en el torneo, para darle la más cariñosa de las bienvenidas. Fiel a su discreción, Xisca Perelló quiso mantenerse en un segundo plano, pero no pudo evitar protagonizar la imagen más romántica con el tenista, pero también nos encantó el look que eligió para la ocasión. Básico, sencillo, todoterreno, con la mejor combinación posible para ir diciéndole adiós al invierno.

Tanto si la vemos animando a su marido por los circuitos de todo el mundo, como en las escasas ocasiones en las que acude a algún evento social o fiesta, la sencillez es su signo distintivo. Xisca prefiere los looks cómodos, relajados, formados por básicos atemporales y con un toque clásico pero deportivo, tal como también vemos en otras mujeres de tenistas, como Ana Boyer.

Xisca Perelló elige el look casual más estiloso y atemporal

Precisamente uno de esos looks todoterreno y que nunca pasan de moda fue el que eligió para recibir a su marido en el aeropuerto de Palma de Mallorca. Xisca llevó un pantalón vaquero blanco full length de cintura alta, que combinó con un jersey cisne de rayas. Dos básicos de fondo de armario que forman la mejor combinación si quieres llevar un look cómodo. Los complementos también siguieron la misma línea que el resto del outfit, con un cinturón de piel beige estilo cowboy y unas botas de marrones de tacón cuadrado.

El look de Xisca es ideal para esos días de final del invierno, en los que ya comienzan a sobrar los abrigos, pero todavía no te puedes desprender de las prendas de punto más calentitas.

Un amor discreto desde la adolescencia

Rafa Nadal y Xisca Perelló comenzaron su relación cuando todavía no habían cumplido los 20 años. Fue la hermana del tenista, amiga de Xisca, quien los presentó y desde entonces no se separaron. Con total discreción vivieron su historia de amor, que culminó en boda el 19 de octubre de 2019, en una ceremonia que se celebró en  ‘La Fortaleza’ de Pollença.

Xisca ha sido estos años el mejor apoyo de Nadal en los duros momentos que ha pasado debido a las lesiones, pero también ha estado presente en casi todos sus grandes triunfos. La joven tiene desde el comienzo una magnífica relación con la familia del tenista y junto a su suegra y su cuñada la vemos disfrutar y algunas veces (las menos) sufrir sentada en las gradas de casi todos los torneos.