Nieves Álvarez ha sido la encargada de dar la célebre y tan esperada puntuación de Eurovisión y lo ha hecho con un vestido asimétrico fucsia que atrajo todas las miradas y no dejó a nadie indiferente.


Ha sido una noche de alegrías y de penas para el concurso musical más esperado del año en Europa. España ha quedado en el tercer puesto de Eurovisión con la representante española Chanel Terrero y su éxito internacional ‘Slo Mo’, que nos ha dejado a las puertas de la victoria. Una gala emocionante en la que los momentos de tensión no dejaban a un español sentado en una butaca. Nieves Álvarez tuvo el honor de poner la guinda de la noche entregando las puntuaciones de cada país con un vestido asimétrico fucsia que no dejó a ningún espectador de la 66 edición de Eurovisión indiferente, lució como una verdadera estrella.

Nieves Álvarez fue la portavoz del jurado profesional para entregar los esperados 12 puntos que, en esta ocasión, fueron inesperadamente a parar a Azerbaiyán y a su interprete Nadir Rustamli, que llevó a la gala el tema llamado Fade to black. Su aparición fue breve pero dejó muy buen sabor de boca, gracias a su impresionante estilismo y su maquillaje. La modelo aprovechó el buen tiempo de la costa de Benidorm –donde se celebró la primera gala del Benidorm Fest que eligió como finalista a la cantante cubana– para lucir un asombroso vestido asimétrico que debemos analizar.

Nieves Álvarez dejó sin palabras al público de Eurovisión con vestido precioso de Redondo Brand

La modelo se desenvuelve a la perfección en inglés, italiano y francés con soltura, por lo que era la candidata perfecta para mandar las votaciones directamente hasta Turín, un momento muy esperado para los eurofans.

El look de Nieves Álvarez constó de un vestido a medida de la marca de moda Redondo Brand con un tirante de hombro caído en el lado derecho y una manga corta abullonada XXL y drapeada en el brazo izquierdo muy moderno. El largo vestido dejaba ver sus interminables piernas asomar por una abertura lateral muy sensual, que se abría prácticamente desde la cadera.

Nieves coronó el look con unas sandalias de tacón en rosa fucsia con brillantes.

El tejido tornasolado del vestido nos hacía confundir si el color era rojo o fucsia, aunque finalmente descubrimos que el vestido era más bien fucsia. La modelo madrileña, aconsejada por su estilista Fran Marto, calzó unas preciosas sandalias de la firma Aquazzura de tiras con apliques de brillantes en el cierre que coronaron el look, y que convirtió a la modelo en una de las más elegantes de la noche sin ninguna duda. Aunque Nieves ha intervenido solo unos minutos durante la gala admitió tener nervios a lo largo de la noche, porque se considera eurofan desde muy joven.

Os dejamos con el lookazo de Nieves en la playa de Benidorm desde donde ha entregado los puntos a los países participantes.