La reina Máxima de Holanda cumple 50 años y lo celebra con unas fotografías oficiales donde sus pendientes de Zara tienen todo el protagonismo


Una fecha tan redonda como los 50 años requieren una celebración especial y Máxima de Holanda no ha querido dejar pasar por alto un número tan señalado. La soberana ha mostrado su imagen más cercana, natural y sencilla con tres fotografías oficiales que conmemoraban la fecha, con un gran significado tanto en la forma como en el fondo. El fotógrafo, el lugar y el estilismo elegido han sido cuidados hasta el último detalles, y aquí nos fijamos en el complemento que destaca por encima de todo: unos pendientes low cost que la conectan directamente con nuestro país.

Maxima ha contado con un fotógrafo de excepción, nada menos que su marido, el rey Guillermo de Holanda, para quien ha posado en el jardín del Palacio Huis ten Bosch rodeada de naturaleza, con verdes árboles, caminos de piedra y hasta un lago a sus espaldas. Pero no solo el entorno daba pie a una imagen de lo más bucólica y natural, también la actitud de la reina, muy sonriente, y con un look relajado, contribuían a esa sencillez que se quiere transmitir.

Los pendientes de flores low cost para dar la mayor sencillez al look

Para ello, lejos de las espectaculares joyas que tiene la familia Orange (el joyero de la reina de Holanda está considerado como el más importante de todas las monarquías europeas después del de la reina de Inglaterra), Máxima prefirió decantarse por una pieza low cost, al alcance de todos los bolsillos. Como ya ha hecho en otras ocasiones, recurrió a unos pendientes de Zara en forma de flor en esmalte nude rodeados de un filo dorado. Esta temporada no están en la web de la firma de Inditex, pero buceando hemos encontrado un diseño prácticamente igual que el que ha llevado Máxima que pertenece al verano de 2019 y tenían un precio de 12 euros.

A Máxima de Holanda le encantan las joyas y son muchas las ocasiones en las que la hemos visto lucir las tiaras, pulseras y pendientes más impresionantes de la familia en los actos oficiales y viajes de Estado. Desde la espectacular Tiara Mellerio de rubíes a la Tiara Pavo Real o las de zafiros, brillantes o aguamarinas, todas ellas con sus correspondientes juegos de pendientes y brazaletes, su joyero atesora algunas de las piezas más valiosas que podemos ver. Pero a la Reina también le encantan las joyas low cost, eso sí, en su versión más vistosa como ha demostrado con estos pendientes de flores esmaltadas.

El misma línea que de las joyas fue el vestuario que eligió para posar ante su marido. Un jersey de punto en crudo con un gran cuello subido de Massimo Dutti y en otra de las fotografías un abrigo de pata de gallo en tonos marrones sobre los hombros.
Tanto en su estilo más regio como en el más natural, Máxima de Holanda siempre sale victoriosa.