Aunque la piel está asociada a los meses más fríos, cada primavera se convierte en el tejido estrella. Esta vez nos hemos inspirado en el último look de María José Suárez que es perfecto para el día a día y también para las citas nocturnas: falda midi de piel en color negro; cintura alta y largo midi y en la parte de arriba; blusa blanca entallada con cuello solapa y botones plateados. Un conjunto que puede convertirse en clave si tienes en cuenta sus detalles. Para la oficina, elige un calzado cómodo y clásico, y para el fin de semana opta por taconazos de altura y el combo será digno de pasarela.

María José Suárez tiene el uniforme de entretiempo fácil de copiar

La diseñadora suele optar siempre por prendas cómodas pero a las que aporta un toque personal para «refinarlas». El simple hecho de que ella las lleve, ya le da un aire elegante que nos gusta, y mucho. La moda ya ha estrenado la nueva temporada de primavera-verano y ella se ha lucido con un outfit por todo lo alto. Es cierto que todavía quedan días de temperaturas bajas y cielos grises, pero mientras esperamos la llegada del sol radiante, nos quedamos su propuesta, que perfecta para las semanas que hay entre estaciones. ¿Sus calves?

La camisa blanca es una prenda en la que siempre merece la pena invertir. Seguro que tienes una en tu armario, o incluso varias. La de María José es muy sencilla, sin grandes florituras. Es la prenda clásica que combina con todo y precisamente por eso es idónea para cualquier ocasión que se presente. Ella la lleva de forma muy elegante con el escote ligeramente abierto y remangada.

Su falda lápiz de cuero de longitud midi también es un artículo todoterreno. Ideal para un look rockero o sofisticado (como el suyo). Además, este tipo de faldas al tener la cintura alta, van a ayudarte a que tus piernas parezcan más largas, para potenciar este efecto, llévalas con tacón y, ¡magia!

Triunfa como diseñadora 

Ella es la directora creativa y fundadora de la marca que lleva su nombre. En el año 2014, la modelo se mudó de Madrid a su tierra natal, Sevilla, para dar un importante giro en su carrera. Y es que, después de más de 20 años dedicada en cuerpo y alma a la moda, comenzó a desarrollar su faceta más especial: la de diseñadora. Así poco a poco, empezó a dar forma a su primera línea de vestidos de fiesta. Una colección que vio la luz la primavera-verano del año 2015. 

Desde entonces, la andaluza ha expandido su marca y se pueden encontrar sus prendas en más de 46 tiendas multimarca, repartidas por toda España. Viendo el éxito y la gran acogida, decidió abrir su primera tienda física propia en el centro de Sevilla. También se atreve con la moda nupcial y presenta cada año, propuestas diferentes y llamativas en la paramera SIQ.