Mar Flores y Laura Matamoros han protagonizado juntas un acto en el que nos dejaron dos looks elegantes y muy primaverales


La tía fue una de las modelos más importantes de nuestro país reconvertida ahora en diseñadora y prescriptora. La sobrina es una de las grandes influencers el momento, con más de un millón de seguidores. Ambas comparten la pasión por la moda y un físico espectacular y, por primera vez, se han unido en un acto en el que se celebraba el 25 aniversario de Arkofluido Alcachofa de Arkopharma, un complemento alimenticio a base de extractos de hinojo y alcachofa, especialmente formulado para depurar el organismo. Mar Flores y Laura Matamoros han demostrado su cariño, complicidad y el buen rollo familiar. Y Así lo anunciaba la hija de Kiko Matamoros: «Estoy con alguien muy especial, que me hace mucha ilusión».

Son muchas las cosas que les unen, pero también las que les separan. Si hablamos de estilo, las diferencias saltan a la vista. Mientras que Mar apuesta siempre por una clásica elegancia con algunos toques más atrevidos, especialmente cuando se viste de gala, Laura es más rompedora y seguidora de las últimas tendencias. Sin embargo, en esta ocasión parece que se han querido coordinar con sus looks ¿quién te gusta más, la tía o la sobrina? Sigue leyendo y te desvelamos todas las claves de sus estilismos.

Los looks de Mar Flores y Laura Matamoros

Mar volvió a dar una lección con un look sencillo pero impecable en camel, uno de los colores más elegantes, formado por un pantalón palazzo de piel y una camisa fluida con mangas abullonadas rematada en puño y un escote en uve cerrado al cuello con lazo, de la firma Mon&Pau, que combinó con unos salones nude.

A pesar del día gris y las tormentas de Madrid, Laura apostó por el total look en crudo (casi blanco) ideal, con un pantalón de pinzas ancho extra largo y una blusa recta con pliegues, de cuello perkins y manga francesa, de Sophie & Lucie. Lo combinó con unas sandalias negras de tira de tacón.

Su look beauty fue de lo más favorecedor, con un maquillaje y los labios muy naturales, centrando toda la atención en los ojos, con sombras en tonos tierra y mucho khôl y máscara de pestañas. La melena la peinó con raya al medio enmarcada en dos trencitas. Su tía, optó por un maquillaje todavía más natural y la melena peinada con ondas efecto despeinado.

Unidas por la moda

Mar y Laura tienen algún punto de conexión en sus vidas, ambas fueron madres muy jóvenes y han hecho del mundo de la moda y la imagen su profesión. Mar triunfando como modelo en los años 90 y 2000, una profesión en la que todavía sigue con éxito (lo demostró incluso subiéndose en la pasarela después de 20 años en el desfile de su amigo Roberto Diz), pero también en las redes como hace su sobrina. La diseñadora es toda una inspiración para mujeres que han pasados los 50 y ven en ella el mejor ejemplo para seguir estando en forma, aunque nadie pueda competir con su físico, y saber elegir el estilismo adecuado para cada ocasión, sin renunciar a las tendencias.

En cambio, Laura es más fashionista que su tía y también prefiere los estilismos más relajados, con sudaderas, vaqueros y sneakers en su día a día.