Mar Flores ha cambiado las altas temperaturas madrileñas por el frío suízo para practicar uno de sus deportes favoritos, el esquí. El lugar elegido son las exclusivas pistas de Gstaad, una estación que la empresaria visita frecuentemente y donde aprovecha para seguir derrochando el estilo al que nos tiene acostumbradas. Así lo ha dejado muy claro con el modelo elegido para cenar con un grupo de amigas: una blazer roja con cinturón, a modo de vestido (una de las tendencias que más vamos a ver esta primavera) con la que estaba espectacular.

La blazer de Mar Flores es de Malne y cuesta más de mil euros

La chaqueta es un diseño de la exclusiva firma de ropa, Malne, una marca a la que la modelo recurre con asiduidad para sus looks más glamourosos. La chaqueta pertenece a la su colección de invierno y, aunque ya no está disponible en la tienda online de la firma, sabemos que su precio supera los mil euros, por lo que (aunque nos encantaría) el estilismo de la madrileña no está al alcance de cualquiera.

Una blazer exclusiva ideal para cualquier look de fiesta

Se trata de una prenda que eleva cualquier look. De un tejido brillante muy elegante, sus hombros marcados y sobre todo el cinturón, potencian la silueta de la modelo que, a sus 52 años, sigue teniendo un excelente físico. Además de una genética privilegiada, Mar es una asidua al ejercicio y suele compartir parte de sus rutinas en sus redes sociales. Hace unas semanas lanzó un reto que consiste en realizar el mismo ejercicio durante 21 días. Tras las sentadillas para fortalecer los glúteos, ahora la empresaria ha compartido con sus seguidoras un ejercicio de zancadas explosivas para tonificar las piernas.

Pero, volviendo al su estilismo, Mar lució en Gstaad un look perfecto al utilizar la blazer como vestido, ya que solo la acompañó con medias negras y unas elegantes botas altas con taconazo y tejido aterciopelado. Este complemento y, como no, sus joyas de Bvlgari, remataban un look con el que la modelo ha demostrado, una vez más, que es uno de los mayores referentes de estilo y elegancia de nuestro país.

De modelo a diseñadora

Superados los 50, Mar continúa trabajando como modelo pero ahora está muy centrada en su faceta como diseñadora al frente de su propia firma MFM (Mar Flores Madrid). Se inició con los bolsos y otros complementos de marroquinería y, tras el éxito cosechado, se lanzó con la ropa . Ella es, sin duda, la mejor embajadora de sus diseños, combinándolos con las primeras firmas que llenan su armario.