La modelo disfrutó de una preciosa velada en la Ópera de Montecarlo con un deslumbrante vestido que sus fans eligieron para ella a través de Instagram.


Punta Cana, Nueva York, Sevilla, Madrid y ahora… Montecarlo. Desde que diese comienzo el mes de septiembre, Mar Flores no ha parado quieta en ningún momento y se ha dejado ver en distintos puntos del globo terráqueo con una facilidad envidiable; como si ella fuese el único ser humano capaz de teletransportarse en cuestión de segundos. La modelo se ha recorrido medio medio en apenas unas semanas y, al contrario que Willy Fog, que para dar su peculiar vuelta al mundo usaba un único traje de chaqueta marrón y un sombrero de copa negro; la española ha llevado looks de lo más variado. Todos ellos extremadamente elegantes y sofisticados.

En las playas de República Dominicana, la socialité posó con los trajes de baño más bonitos y con los conjuntos ibicencos más veraniegos; a su paso por la Gran Manzana, lució los vestidos más cómodos y bonitos; en las capitales patrias apostó por las prendas más acertadas; y para acudir a la Ópera de Montecarlo, dejó que sus fans eligiesen su estilismo por ella.

Mar Flores acude a la Ópera de Montecarlo con un look elegido por sus fans

Sí, tal cual lo lees. La mismísima Mar Flores se puso en las manos de sus seguidores de Instagram (que ya son más de 223 mil) para seleccionar qué vestido llevaba para disfrutar de la ópera monegasca. La modelo posó con dos maravillosos vestidos de Tot-hom en la red social y, como buena influencer, preguntó a sus followers qué diseño era su favorito. El primero era un vestido de paillettes en color crema, ajustado al cuerpo, sin mangas y con una cola semilarga con elegante caída. El segundo, en un intenso color rojo, era algo más sencillo; pues también sin mangas, presentaba un bajo ligeramente rizado pero ningún brillo ni lentejuela.

«¿Te gusta este vestido para la gala de hoy? ¿O este rojo?»; preguntó a sus fans a través de la red social. Y estos, que, como nosotras, adoran todo lo que brille, se lanzaron directos a por el primer diseño. «Gracias por vuestras respuestas. Para hoy ha ganado este vestido de Tot-hom pero os ha gustado tanto el rojo que quizás lo use en otro momento»; concluía posando con la elección de sus seguidores. Una decisión no del todo sencilla pero que acababa con final feliz. Y es que Mar Flores, envuelta en este brillante diseño color nude, no podía estar más guapa. ¡Esta mujer no se cansa de acertar siempre, aún cuando no es ella la que decide!