Lydia Lozano ha decidido comenzar el otoño con fuerza y por ello apuesta por conjuntos a todo color que le sientan de maravilla.


El otoño suele ser la época en la que comenzamos a introducir en nuestro armario tonos tierra, colores más naturales y comienzan a colarse los más oscuros. Pero hay quien se resiste a esta norma que se repite al llegar estos días y sigue con los colores presentes en su vestidor, para que sigan alegrándole los días. Ese es el caso de Lydia Lozano, que sigue dejando patente que los conjuntos coloridos le sientan como a nadie.

Lydia, a todo color para pisar el plató

La periodista lo ha demostrado con sus últimos outfits para acudir a su cita con el público en el plató de ‘Sálvame’, donde ha dado con la fórmula que mejor le funciona a la hora de vestir y que seguro que más de una copiará, porque encaja de la mañana a la noche.

Lydia Lozano sabe que hay un conjunto de prendas que le funciona y por eso casi siempre recurre a ellas. Así, si la vemos con vestido suelen ser modelos sueltos, nada ajustados al cuerpo con tejidos vaporosos. Pero su look infalible está conformado por pantalones y caftanes.

Un look que nunca le falla

Con esa fórmula ha logrado crear un estilo propio y de lo más cómodo. Estos días ha optado por esa idea y lo ha hecho además metiendo ese plus de color a los conjuntos. Así, si un día la vemos totalmente de negro, para solventarlo se pone encima un kimono de tonos anaranjados.

En otras ocasiones ha optado por conjuntos ya creados ad hoc, pero suele ser ella misma la que crea sus versiones. Unas veces optando por prendas básicas como unos pantalones y una camiseta de colores lisos y básicos como blancos o negros y otros, con camisolas conjuntadas con leggins que vayan en la misma gama cromática.

Zapatos y sandalias para cerrar el conjunto

Eso ha hecho estos días con una blusa larga hasta la rodilla de tonos cálidos que conjuntó con unos leggins color vino y unas sandalias de tono morados. Porque este calzado, las sandalias, está muy presente en su armario y es gran parte del secreto de su éxito.

Un calzado abierto en el empeine hace que, aunque el pantalón llegue hasta el tobillo, la figura parezca más estilizada, porque alarga ópticamente la silueta. Por eso, aunque no teme a las botas, como ha demostrado en más de una ocasión, en plató solemos verla con zapatos y sandalias incluso cuando se van acercando las fechas frías.