Rocío Gil y Phil Pérez Cícera se han dado ya el «sí, quiero» y Lourdes Montes se ha convertido en la invitada mejor vestida el enlace.


¡Menudo fin de semana de bodas! Además del enlace entre Elena Furiase y Gonzalo Sierra, este sábado también se han dado el esperado «sí, quiero» Rocío Gil Oset y Philip Pérez-Cirera en la ciudad de Madrid. Ella es nieta de Jesús Gil, uno de los personajes más míticos de la Marbella de los 90; y es la directora de relaciones institucionales de Gilmar. Él, también trabajador de la misma empresa, es experto en ventas de viviendas de lujo. La pareja se conoció en sus respectivos puestos de trabajo y, después de varios años de relación, hoy por fin se han convertido en marido y mujer.

[lista_enlaces]

La ceremonia religiosa ha sido en la basílica de San Francisco el Grande, en el centro de la capital. Sin embargo, para la celebración todos se han desplazado a la finca que la familia tiene en Galapagar, donde Rocío Gil vivió con sus padres hasta que decidió independizarse. Dos puntos diferentes de Madrid a donde han acudido todos los familiares y amigos de la pareja. Entre ellos, Lourdes Montes y Francisco Rivera, que no han querido perderse este día tan especial para los tortolitos y para el que han elegido sus mejores galas. De hecho, la diseñadora se ha convertido en la indiscutible mejor vestida del evento. ¡Analicemos su look!

[lista_enlaces]

El look de invitada de Lourdes Montes en la boda de Rocío Gil Oset y Philip Pérez-Cirera

La andaluza, que ha entrado a la basílica de la mano del torero, ha optado para esta esperada fecha por lucir un bonito vestido wrap repleto de discretos pero acertados detalles. Con un estampado sencillo de rayas horizontales y transversales en color negro sobre un satinado gris, el modelo presenta un diseño que aúna la comodidad del kimono y la elegancia de la moda flamenca. Y es que la prenda presenta un escote en V cruzado y manga francesa y bajo decorados con un sutil y elegante volante. Un detalle ideal que convertía e Lourdes Montes en la mejor invitada de la boda.

Si el vestido era bonito, los complementos con los que ha decidido llevarlos no han sido menos. La diseñadora ha marcado ligeramente su figura con un ideal cinturón trenzado en negro; ha decorado su cabeza con un discreto tocado también en negro; se ha subido a unos clásicos stilettos en el mismo tono y ha guardado sus pertenencias en un monísimo bolso de mano. Una combinación de 10 que, sin duda, copiaremos en nuestras próximas celebraciones. ¡Es perfecta!