Siempre fashion, Paula Echevarría no nos ha defraudado con el look que eligió para llevar a su hija Damiella el primer día al colegio. Toma nota porque puede ser tu básico del otoño


El pasado marzo, cuando se decretó el Estado de Alarma, los colegios interrumpieron sus clases presenciales, por eso este año la vuelta después de las vacaciones está siendo todavía más especial si cabe. Hay una rutina que tanto anónimos como famosos no se quieren perder por nada del mundo: acompañar a sus hijos en este primer día de colegio. Debido a la pandemia este año el regreso está siendo escalonado, y ahora le ha tocado el turno a Daniella, la hija de Paula Echevarría y David Bustamante, que a sus 12 años comienza  1º de la ESO. La actriz ha sido quien ha llevado a su hija hasta el centro escolar y vio el emoción con la que Daniella se reencontraba con su compañeros.

Fashion en cualquier situación y momento, Paula ha vuelto a dejarnos otro de sus looks tendencia total. Las temperaturas han bajado estos días, los días comienzan a ponerse otoñales, y lo que es más importante, y todavía más en el caso de una influencer como ella, ya estamos muy cansadas de la ropa de verano.

Paula eligió un look total en negro, sencillo, pero absolutamente de moda. Un vestido mini rematado en un volante, de escote redondo, con las mangas abullonadas con goma y un cinturón de la misma tela con hebilla para marcar la silueta. El Little Blak Dress es uno de los básicos del fondo de armario, pero el de la protagonista de Velvet tiene todas las claves de las tendencias de este otoño.

El complemento perfecto de Paula Echevarría

Pero además del vestido, Paula también hizo la combinación perfecta con unas botas cowboy de media caña en la versión más clásica, pero, sin duda, la mejor de todas. Hace varias temporadas que estos modelos llegaron a nuestras vidas y parece que como ha sucedido con otras tendencias (el animal print entre otras) se va a quedar duran muchos años con nosotras.

Entre tanta sobriedad Paula quiso poner a su look un toque de brillo y lo hizo con su mascarilla, ahora el complemento imprescindible. La eligió también en negro pero con unos detalles de strass.

El look beauty fue perfecto. Con su melena recogida en una cola con raya al medio y un maquillaje totalmente natural, con los ojos apenas marcados, solo con máscara de pestañas y un lápiz negro muy sutil.
Varios pequeños piercings completaban el estilismo.

Primero durante el confinamiento y después en sus vacaciones de verano, desde Asturias a Marbella, Paula nos ha dejado algunos de los looks más inspiradores, muchos de ellos de firmas low cost con los mejores precios. El comienzo del curso también ha sido sobresaliente (como no podía ser de otra forma en ella) y estamos seguras que las sorpresas estilísticas del otoño serán muchas y estupendas.