Mar Flores nos ha enamorado a todas con su último look, perfecto para estas fechas tan señaladas, diseñado por Inés Domecq y rabejado al 50%.


Si algo hemos aprendido durante este año tan atípico es que una, aún sin salir a la calle, puede lucir sus mejores galas. Mar Flores nos sorprendió a todas durante el confinamiento, desde el interior de su hogar, luciendo los modelitos más espectaculares, y por qué no decirlo, también excesivos. La diseñadora y socialité posaba en la cocina, en el salón y en todos los rincones de su lujosa casa con los vestidos y conjuntos más elegantes que una pudiera imaginar. Mientras nosotras estábamos en pijama y pantuflas, Mar Flores posaba radiante en su cuenta de Instagram. Entre ellas y nosotras no había color pero lo cierto que la modelo, en cuanto a estilo se refiere, es prácticamente insuperable. Si encerrada en casa sus estilismos eran absolutamente increíbles, os podréis imaginar que ahora, en plena Navidad y con planes con amigos y familiares, sus looks son todo un sueño. Y en especial el último que ha colgado en la red social; en el que lleva un precioso modelo vestido diseñado por la gran Inés Domecq.

La modelo, que cumplió el pasado junio 51 años pero que está igual de radiante que el primer día; celebró junto a algunas de sus amigas influencers y fashionistas una bonita comida navideña. En ella, absolutamente todas iban de punta en blanco. Sin embargo, fue el modelito de Mar Flores el que verdaderamente nos robó el corazón. Y ahora que lo hemos visto un poco más en detalle, no hacemos más que confirmar nuestra sospecha: Amor a primera vista.

El vestido diseñado por Inés Domecq que ha enamorado a Mar Flores (y también a nosotras)

Se trata de un diseño obra de Inés Domecq. Un modelo que la socialité creó para su segunda colección junto a Coosy y que ahora se encuentra en el apartado de Outlet de la web de su firma IQ Collection. Concretamente, el vestido que lleva Mar Flores es el modelo Miriam; una prenda midi de estilo evasé con cierre con cremallera trasera y lazada en el cuello, cuyo estampado de cuadros es perfecto para los meses de invierno y no puede ser más elegante. Es, sin lugar a dudas, un básico atemporal perfecto para estas fiestas donde prima la comodidad y que sienta a la modelo de maravilla.

Pero esto no es todo. Además de ser un vestido ideal, es también una pieza muy asequible. Pues ahora está rebajada al 50%. Si antes tenía un precio de 119 euros, en estos momentos puede ser nuestro por 59,50€. Eso sí, solo está disponible en las tallas S y M. ¡Corre que vuela!