Tamara Falcó ha querido acompañar a su hermana Xandra en este duro día y para ello ha elegido un look de luto completamente acertado.


Este viernes ha tenido lugar el funeral de Jaime Carvajal Hoyos, el marido de Xandra Falcó, que moría el pasado 3 de septiembre a la temprana edad de 56 años a causa de un infarto. En este último adiós, la hija de Carlos Falcó, quien también falleció hace unos meses por coronavirus, ha estado acompañada de sus hijas, con las que llegaba al tanatorio durante la mañana de este viernes; pero también de su hermana, Tamara Falcó, que querido estar a su lado en estos duros momentos. Como no podía ser de otra forma, la que será marquesa de Griñón ha llegado este mediodía al cementerio madrileño vestida con un sencillo pero elegante look de luto con el que rendía respetos al difunto.

Al igual que han hecho el resto de asistentes, entre ellos, la Reina Letizia, Tamara Falcó ha elegido un estilismo sobrio, en tonos oscuros, muy apropiado para la ocasión. Mientras que la reina apostaba por un conjunto de dos piezas de blusa y pantalón. En concreto, una blusa de seda con escote cruzado en pico de la firma francesa Sandro y unos pantalones pitillo ajustados con un cinturón fino; la diseñadora de moda ha preferido seguir los códigos más estrictos del luto y los funerales y ha elegido un vestido por encima de la rodilla que no podía ser más acertado.

El look de luto de Tamara Falcó para acompañar a su hermana en el día más duro

Protegida tras unas grandes gafas de sol, notablemente afectada y sin querer hacer declaraciones, Tamara Falcó ha vuelto a demostrar que ella siempre es un ejemplo de saber estar. La ganadora de la pasada edición de Masterchef Celebrity, programa en el que recibió una visita sorpresa de su hermana Xandra, ha elegido para este duro día un elegante vestido tipo blazer cruzada, sin mangas y en tono azul marino oscuro. Un vestido sencillo pero perfecto para este tipo de ocasiones que ha acompañado a la perfección con unos salones de tacón bajo destalonados. Ha rematado el look con un bolso a contraste, en color blanco; un finísimo cinturón también en azul marino y una gran medalla de una virgen colgando de su cuello. Un accesorio que suele llevar en varios momentos y en el que se apoya siempre que lo necesita. Y es que su fe religiosa no es un secreto para nadie.

Los estilismos de luto, aunque improvisados y complejos, deben seguir una serie de pautas concretas y, siempre, rendir homenaje al difunto. Pautas que Tamara Falcó ha sabido seguir como nadie demostrando que ella, hasta en las situaciones más complicadas, sabe cómo vestir a la perfección.