Kate Middleton ha deslumbrado con su vestido en el estreno de James Bond, un modelo que las royals sacan de su armario cuando quieren triunfar


La pandemia provocó la cancelación de fiestas, festivales de cine y grandes estrenos. Pero la vida ha vuelto y con ella el glamour que tanto echábamos de menos. La nueva entrega del agente 007, la última con Daniel Craig en la piel de James Bond, fue una de las grandes damnificadas. Más de un año y medio después de la fecha prevista, ‘No time to die’ ha tenido su estreno por todo lo alto en el Royal Albert Hall de Londres con la presencia del Príncipe de Gales y su esposa, Camilla, y los duques de Cambridge. Y con el mejor vestido que hemos visto en los últimos tiempos.

La gran protagonista de la alfombra roja fue Kate Middleton, quien con un espectacular vestido dorado, de Jenny Packham, acaparó todas las miradas y desbancó a las mismísimas ‘Chicas Bond’ Ana de Armas y Léa Seydoux. Un modelo que nos deja muy claro cuál es el mejor diseño, que comparten muchas de las actuales royals, cuando se quiere triunfar en una noche de gala.

Kate Middleton, la reina indiscutible

La futura reina de Inglaterra se convirtió en una auténtica dorada diosa griega. Kate apostó  por su diseñadora de confianza eligiendo un vestido-capa totalmente bordado de paillettes dorados, con escote de pico y marcando la cintura, con una capa de tul y pedrería con marcadas hombreras, que combinó con unos stillettos, también dorados, de Aquazzura, y los pendientes firma pakistaní O´Nitaa, que ya estrenó durante una recepción en un viaje a Pakistán que los duques de Cambridge realizaron en 2019. Un estilismo 10.

El vestido con el que han triunfado todas las royals en las grandes ocasiones

Kate Middleton no podía estar más espectacular con este vestido, cuyo diseño se ha convertido en uno de los favoritos de las royals cuando quieren impactar en las noches de gala. De Letizia a Carolina de Mónaco pasando por Máxima de Holanda, las royals más elegantes y fashion tienen el vestido-capa como su mejor aliado. Siempre que las hemos visto vestidas con este glamuroso modelo han destacado como las absolutas reinas de la fiesta.

La primera en lucirlo fue la reina Letizia en la celebración del 50 cumpleaños de Guillermo de Holanda, llevando un espectacular vestido-capa rojo de Stella McCartney. Un año después ese mismo modelo lo eligió la princesa Carolina para el Día Nacional de Mónaco de 2018. Aunque realmente la primera en llevarlo fue la top Karlie Kloss, en la versión en blanco, en la gala de los Oscars de 2017.

También Máxima ha caído rendida a este tipo de vestidos, con un espectacular diseño, fiel a su estilo tan llamativo, durante un viaje a Portugal, de Jan Taminiau, su diseñador favorito.