El pasado jueves 8 de septiembre, el mundo entero quedaba consternado al conocer la muerte de Isabel II, que fallecía a los 96 años de edad en su residencia de verano de Balmoral. Desde entonces, se han celebrado diferentes ceremonias fúnebres para despedir a la soberana, que tendrá su último adiós el próximo lunes 19 de septiembre en un funeral de Estado al que acudirán más de 2000 personas. Desde el fallecimiento de la monarca, hemos podido acudir a los diferentes actos fúnebres en los que algunas de sus familiares han querido rendirle homenaje a través de las joyas. Kate Middleton, Meghan Markle, la princesa Ana y Camilla, nueva reina consorte, han querido recordarla a través de piezas exclusivas que tienen un especial vínculo con Isabel II. 

De todos es sabido el exclusivo joyero real que tenía la Reina Isabel, algunas heredadas y otras que ella misma ha ido incorporando y que ahora están custodiadas en la Torre de Londres y que ha lucido Isabel II a lo largo de sus 70 años de reinado. Entre esta colección figuran, 46 collares, 37 pulseras, 34 pares de pendientes, 15 anillos, 14 relojes y cinco colgantes.

De sus famosos broches hasta las perlas: Isabel II tenía joyas de valor incalculable

Algunas de sus joyas tienen un valor incalculable. Isabel II fue famosa por sus broches de piedras preciosas y, entre sus joyas más valiosas, destacan este tipo de accesorios, las coronas, las tiaras de diamantes y los anillos. Los broches se convirtieron en su seña de identidad, y casi siempre los lucía en su hombro izquierdo. En su joyero se calcula que hay más de 100 broches, la mayoría son de diamantes y plata, aunque también los tiene de zafiros y rubíes. También eran una gran amante de las perlas, pues no se separaba de su colgante de tres vueltas ni de pendientes creados con esta pieza única. 

A lo largo de los años, Isabel II ha ido regalando alguna de sus joyas más preciadas a su entorno cercano, como ha sido el caso de Camilla. La actual reina consorte guarda varias piezas regalo de Isabel II que ahora ha querido lucir para recordarla. También Kate Middleton, la nueva princesa de Gales, guarda en su joyero algunos regalos de la soberana. Pero no son las únicas, la princesa Ana ha querido lucir a lo largo de estos días una de sus joyas más especiales: los pendientes que sus padres le regalaron por su boda. Incluso Meghan Markle ha lucido unos aretes, también regalo de Isabel II. Te lo contamos todo.