Isabel Preysler, Carmen Lomana y Sofía Palazuelo coincidieron anoche en la ópera y, cómo no, protagonizaron el que probablemente sea el último duelo de estilo del año.


Lo hemos dicho en un centenar de ocasiones pero es que jamás nos cansaremos de repetirlo: El Teatro Real es sinónimo de buen gusto y de elegancia. La famosas más glamurosas de nuestro país se dan cita con cierta frecuencia en este singular edificio de la Plaza Isabel II de Madrid para disfrutar de una buena ópera; y siempre que lo hacen, nos regalan una impecable lección de estilo. No hay duda de que la ópera se ha convertido en el punto de encuentro de los rostros mejor vestidos de nuestro país y anoche, tuvimos el placer de disfrutar del estilo de Isabel Preysler, Sofía PalazueloCarmen Lomana.

Fue en el estreno de Don Giovanni de Mozart, dirigida por Ivor Bolton y Claus Guth. Una obra que narra la historia de Don Juan, el libertino castigado desde el más allá por sus excesos; y que nuestras socialités favoritas no quisieron perderse por ningún motivo. Aunque, por razones obvias, el aforo era más reducido que de costumbre, Preysler, Lomana y Palazuelo demostraron (una vez más) que ellas son tres de las mujeres más elegantes de nuestro país y que todos y cada uno de sus looks nos sirven de inspiración para nuestros futuros estilismos. Y mucho más ahora que la Navidad está a la vuelta de la esquina.

Duelo de estilo en el Teatro Real (y la mejor lección fashion)

Fue tanta la elegancia que se respiraba a las puertas del Teatro Real de Madrid; que resulta prácticamente imposible elegir a una clara vencedora de este duelo estilístico. Isabel Preysler, que acudió de la mano de Mario Vargas Llosa, se decantó por un vestido midi fluido con estampado desigual y mangas abullonadas que destacaba por su singular detalle drapeado en cintura. Un diseño de Pedro del Hierro que combinó con un cinturón trenzado de piel de napa negra y flecos, un bonito abrigo negro de paño y unos salones en nude. Carmen Lomana, por su parte, quiso dar un toque de color a la noche y eligió un conjunto de dos piezas en intenso rojo. La reina del confinamiento chic nos sorprendió con una blusa con acabado en plumas y unos pantalones pinzas a juego, que llevó con un espectacular abrigo de visón, unos salones y un peculiar bolso de mano.

Mucho más moderno fue el estilismo elegido por Sofía Palazuelo. La esposa de Fernando Fitz James nos enamoró gracias a su total look en crudo. Con falda midi satinada de rayas, jersey de punto blanco y abrigo de paño a tono; la duquesa de Huéscar se convertía en la mejor reina de las nieves que uno cupiera esperar. Un estilismo que, junto al de Isabel Preysler y al de Carmen Lomana, dejaba que el espectáculo comenzaba mucho antes de que se levantase el telón.