Faltan apenas unas horas para que la hija mayor del príncipe Haakon y la princesa Mette-Marit, Ingrid Alexandra de Noruega, cumpla la mayoría de edad, aunque lo cierto es que la joven ya ha querido empezar a asumir responsabilidades y esta misma mañana ha acudido al Parlamento noruego en solitario para cumplir con varios compromisos.

Muy relajada y sobre todo sonriente, la princesa acaparaba todas las miradas de los allí presentes con un estilismo digno de analizar de arriba a abajo. Y es que escondía un pequeño secreto. La blazer blanca entallada y con ligeras hombreras que ha lucido pertenece a la diseñadora Stella McCartney y es, ni más ni menos, que de su madre. Pero es que esta no es la única pieza que la joven ha querido pedir prestada, ya que tanto la cartera de mano de piel de cocodrilo (de la firma Aspinal of London) y los pendientes de diamantes también eran de Mette-Marit.

Pero ojo, porque si hay una prenda que nos ha gustado de su look, ha sido sin duda el pantalón. Un modelo elástico en color negro y ligeramente acampanado que potenciaba su silueta y le aportaba un toque chic. ¿Como colofón final? Unos salones de tacón a juego.

Ingrid Alexandra de Noruega, una princesa con un estilo muy formal

Lo cierto es que Ingrid Alexandra de Noruega, a pesar de su juventud, tiene un estilo muy serio que en ocasiones le hace aparentar más edad de la que en realidad tiene. De hecho, no es la primera vez que le vemos lucir prendas elegantes y clásicas que se alejan por completo de su etapa más adolescente. Hace pocos días la Casa Real Noruega compartía dos imágenes de la Princesa en las que aparecía con un traje de chaqueta de lo más formal. Vamos, que poco tiene que ver (al menos por ahora) con la Princesa Leonor.

Comparando a las dos jóvenes, no hay duda de que hay diferencia. Nos encanta ver en nuestra Princesa con estilismos en los que da un paso más allá y se arriesga. Y, pese a que todavía le cuesta atreverse con prendas que se salgan de lo comedido, bien es cierto que últimamente nos está regalando una imagen mucho más madura, sobre todo desde que comenzó su etapa en Gales.

La nueva generación de royals

La nueva generación de royals ya está cogiendo un gran protagonismo, incluso eclipsando cuando aparecen en público a sus propias madres, reinas en ejercicio o herederas. Todavía son muy jóvenes y tienen la difícil tarea de conciliar el estilo juvenil con sus obligaciones oficiales. Ingrid Alexandra ha dado un buen ejemplo al elegir unas prendas clásicas, pero con pequeños guiños que hacen el estilismo un poco menos severo. Un camino, que sin ser tan sobrio, también ha seguido la princesa Leonor.

La princesa de Asturias también está al tanto de todas las tendencias y aunque antes era su hermana la Infanta Sofía la que solía lucir las prendas más ‘trendy’, este último año ella nos ha sorprendido con vestidos cortos, jerseys estampados, cazadoras biker y zapatillas de lo más acorde a su edad. Un camino intermedio al de Ingrid Alexandra, que por ahora se muestra mucho más seria.