La hija pequeña de los Reyes, Felipe y Letizia lo ha vuelto a hacer. La infanta Sofía ha vuelto a brillar en los Premios Princesa de Asturias


La infanta Sofía no puede estar más feliz. Y eso se le nota en el rostro. Después de estar varias semanas separada de su hermana, por fin vuelve a disfrutar de su inseparable, la princesa Leonor. Están siendo días de intenso ajetreo para las hijas de los Reyes, Felipe y Letizia, que este jueves asistieron por primera vez al concierto previo que ofrece la Orquesta Sinfónica del Principado en el Auditorio Príncipe Felipe en Oviedo. Pero el plato fuerte llegaba este viernes con la gala de entrega de los Premios Princesa de Asturias en el Teatro Campoamor, en Oviedo. La Familia Real llegaba para posar en la tradicional alfombra azul que da el pistoletazo de salida a esta gala. Y como no podía ser de otra manera, los estilismos elegidos no nos han defraudado.

La infanta Sofía brilla como nunca en los Premios Princesa de Asturias

A pesar de que estaban todas las miradas puestas en la princesa Leonor, la infanta Sofía ha sabido brillar con luz propia. Si bien es cierto que a su regreso, la heredera al trono ha venido mucho más madura y un paso por delante a su hermana, en cuanto a adultez se refiere. Con el paso del tiempo, cada vez se marca más la diferencia entre ellas en cuanto a estilo se refiere. Algo que también se ha visto reflejado en la vestimenta que ambas han llevado esta noche.

La infanta Sofía confirmó este jueves que su color fetiche (y el que mejor le sienta) es el azul. En infinidad de ocasiones hemos visto a la hija mayor de los Reyes optar por este tono. Pero este jueves, ha preferido cambiar y se ha decantado por un estilo nunca visto hasta ahora. Como si se tratara de la bailarina del Cascanueces, la infanta Sofía ha llegado a las puertas del Teatro Campoamor ataviada con una falda larga de tul en color maquillaje que ha combinado con un perfecto top con bordados de azabache en el cuello y las mangas. La falda es de Psophia y el top es heredado de su madre y lo firma Felipe Varela, su modisto de cabecera. Un estilismo no visto hasta ahora y que nos ha sorprendido. Eso sí, para bien. Esta vestimenta nos recuerda mucho a algunos de los estilismos que hemos visto a la Reina Letizia en alguna que otra ocasión.

Vuelve a apostar por la comodidad del calzado plano

A diferencia de su hermana, que tanto el jueves como el viernes la hemos visto subida a los salones, la infanta Sofía ha vuelto a confiar en las bailarinas de Carolina Herrera. Además, no nos puede gustar más el recogido con el que ha peinado su larga melena dorado, que ha dejado algunos cabellos sueltos. La infanta Sofía se ha coronado como la mejor vestida de la jornada.