La hija de Mariló Montero y Carlos Herrera tiene claro cuál es el conjunto que más favorece. Un uniforme que lleva siempre y que tú también deberías.


Pocas modelos españolas han volado tan alto como lo ha hecho Rocío Crusset. La sevillana es una de las tops más conocidas de nuestro país a nivel internacional y, aunque hace su vida en Nueva York; ha tenido la oportunidad de desfilar para diseñadores y marcas de todos los rincones del planeta. La joven, en sus cortos 26 años de edad, ya lleva escrito en su curriculum que ha trabajado para Victoria’s Secret, el que sin duda ha sido el fashion show más esperado de los últimos años; pero también que ha trabajado de imagen para firmas como Balmain y que ha protagonizado portadas en las cabeceras de moda más importantes. Un éxito tras otro que no solo se debe a su espectacular físico. Y es que, además de ser un perfecto maniquí, la modelo tiene un estilo de lo más envidiable. Ella sabe muy bien qué prendas llevar en cada momento y, en su día a día, crea conjuntos infalibles que lleva a modo de uniforme.

La hija de Mariló Montero y Carlos Herrera consigue enamorar a cualquiera a través de su estilismo. Ella apuesta en todo momento por la simpleza, por las líneas minimalistas y por las prendas básicas bien combinadas y coordinadas; siendo tres sus piezas indispensables, piezas que lleva en todo momento en su uniforme diario y que ahora tú debes copiar para triunfar en tu día a día.

El uniforme de Rocío Crusset, un look infalible con el que triunfar a diario

No lo decimos nosotros, lo dice ella misma. Rocío Crusset, que conoce su armario mejor que nadie y es ella la que se levanta cada mañana y decide qué ponerse para patear las calles de la gran manzana, ha publicado en su cuenta de Instagram una foto bajo el título «uniform», es decir, uniforme; dejando claro cuál es su look fetiche para el día a día. Un estilismo tan sencillo como efectivo que podrás llevar para ir a la oficina pero también para salir a cenar con amigas en estos días de entretiempo (si es que el toque de queda te lo permite).

Se trata de un conjunto formado por una blazer de color oscuro, unos vaqueros de tiro alto y corte recto, unas botas de estética militar y un bolso negro y unas gafas wayfarer a modo de sencillos pero efectivos complementos. Un look todoterreno que funciona siempre y que ella sabe defender a la perfección; pero que resulta tan sumamente simple (en el buen sentido de la palabra), que con él cualquiera puede triunfar.